Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La investidura centra las audiencias del Rey en Palma

Felipe VI recibe a la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, en el Palacio de la Almudaina

El Rey y la presidenta de Baleares, Francina Armengol. Ballesteros EFE

La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, ha encontrado al Rey este lunes “preocupado y ocupado” en la situación que vive España por la incertidumbre respecto a la investidura. Armengol ha sido recibida por Felipe VI en el Palacio de la Almudaina de Palma dentro de la ronda de audiencias que el monarca realiza al comienzo de sus vacaciones con las autoridades de la isla. Felipe VI ha recibido también a la presidenta del Parlamento Autonómico, Xelo Huertas, el alcalde de Palma, José Hila y el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat.

Tras el encuentro, que ha durado unos 15 minutos, Armengol se ha referido a la situación de preocupación en la que se encuentra el Rey por la incertidumbre que vive el país con la falta de Gobierno. Para la presidenta del Gobierno autonómico, España “necesita un Gobierno, pero no cualquiera”.

Armengol, alineada con el sector más proclive a que gobierne una alternativa progresista, ha aprovechado para insistir en que si el candidato del PP, Mariano Rajoy, es incapaz de aunar los apoyos necesarios para salir investido, el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, es quien debe intentar formar gobierno. “Ni Rajoy ni el PP en este mes largo han trabajado para intentar acuerdos más amplios”, ha manifestado.

Durante la audiencia, según ha explicado, le habló al Rey de “la situación que vive cada partido”. “Rajoy aceptó el encargo y tiene la obligación constitucional de presentarse a la investidura”, recalcó Armengol, quien también trasladó al Rey los problemas del Ejecutivo autonómico a la hora de preparar los presupuestos de la comunidad con un Gobierno en funciones.

El monarca también ha recibido en audiencia a la presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas, de Podemos, con quien también ha hablado de la situación política, aunque “sin profundizar” en la cuestión de los acuerdos entre partidos, según ha dicho a la salida. Huertas ha asegurado que Felipe VI le ha comentado que esta semana tendrá que estar a caballo entre Palma y Madrid, pendiente de la situación. Al contrario que Armengol, Huertas ha encontrado al Rey “responsable pero no tanto como preocupado”.

El tercero en ser recibido fue el alcalde de Palma, el socialista José Hila, con quien el monarca, dijo a la salida, ha hablado de actualidad municipal y política. “Es consciente de la situación, lo veo ocupado porque es su tarea más importante”, afirma. Según Hila, otras de las cuestiones tratadas han sido los retos que plantea un año turístico de récord para las Baleares y el problema del alquiler vacacional. El alcalde ha transmitido al Rey la necesidad de contar con una legislación estatal que facilitara a los Ayuntamientos la gestión de la situación. “No hemos hablado de una situación de agobio en Palma, sino de que están viniendo muchos turistas por la situación difícil en otros países. Hemos hablado de retos, no de agobio”, ha señalado.

Reivindicaciones de asuntos locales que también ha puesto sobre la mesa el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, del grupo nacionalista Més, con quien el monarca también ha hablado de la situación del país y de los problemas estructurales de las islas, como “la falta de financiación estatal de Baleares”. Ensenyat ha transmitido al Rey la necesidad de diversificar la economía de las islas y de mejorar el régimen fiscal. “Le he puesto un ejemplo que le ha hecho reír. Si uno tiene una empresa de jamones en Almería, se puede ir a Moscú en furgoneta, sin uno de Mallorca tiene una empresa de sobrasadas, no pasará del cabo de Formentor”.

Apertura de los jardines de Marivent

Uno de los asuntos que los representantes institucionales han llevado al palacio de la Almudaina ha sido la apertura al público de los jardines de Marivent. Se trata de uno de los acuerdos del pacto de gobierno del PSOE con los nacionalistas de Més, apoyado por Podemos desde fuera. La presidenta balear ha asegurado tras el encuentro que el proyecto “ya está cerrado y acordado” con la Casa del Rey. Los jardines podrán comenzar a ser visitados por la ciudadanía a principios de 2017.

El alcalde de Palma también se ha refereido al asunto. Y a la idea, que el Monarca comparte, de ligarlo a la Fundación Pilar i Joan Miró para revitalizar la zona en la que se ubica la residencia real, en el barrio de Cala Major. “El Rey se acordaba de que se lo propuse el año pasado y cuando sepamos la fecha de apertura de los jardines nos pondremos a trabajar con la Fundación”,  ha señalado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información