Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles consumen la mitad de la fibra recomendada por la OMS

La Fundación Alimentación Saludable atribuye el dato al abandono de la cocina mediterránea

Una señora compra en una frutería del mercado de Antón Martín (Madrid). Ampliar foto
Una señora compra en una frutería del mercado de Antón Martín (Madrid).

En casa del herrero, cuchillo de palo. Los españoles son famosos por su cocina mediterránea, pero consumen cada vez más la dieta anglosajona. Eso es lo que refleja el estudio científico ANIBES, difundido este martes y publicado recientemente en la revista Nutrients, que indica que la ingesta media de fibra en 2015 fue de 12,7 gramos por día, la mitad de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). La Fundación Alimentación Saludable responsabiliza el cambio de hábito alimenticio al aumento del consumo de carne.

Las principales fuentes alimentarias de fibra para la población entre 9 y 75 años son las verduras y hortalizas, seguidas por el pan y la fruta. En el caso de los niños, el pan es la fuente principal. “Este escenario no es lo deseable. El pan no es una fuente de fibra, pero se consume en grandes volúmenes. Lo ideal sería que los niños comieran más verduras o legumbres”, afirma Jesús Román, presidente de la Fundación Alimentación Saludable.

Los españoles consumen la mitad de la fibra recomendada por la OMS

Los comedores escolares tienen un papel fundamental en la alimentación de los estudiantes. “Los comedores debieran funcionar como un recurso educativo, donde los niños conozcan distintos alimentos y sociabilicen con ellos y no una herramienta para llenar la tripa como operan hoy”, critica Román.

Los españoles consumen la mitad de la fibra recomendada por la OMS

El cambio de la cultura agraria a la industrial, conocido como “transición nutricional”, es uno de los responsables del empeoramiento de los hábitos alimenticios. La carne se ha convertido en la protagonista del plato, desplazando a una serie de productos ricos en fibra como los vegetales. Los adultos son más conscientes de esto. “El mayor interés en comer bien está en los individuos cercanos a los 40 años, que tienen una mejor capacidad adquisitiva y se preocupan por la salud de la familia”, explica Román.

Los expertos coinciden en que la pirámide alimenticia de fibra debiese estar encabezada por las legumbres, luego las verduras, seguidas por la fruta, el pan y la bollería. Tal cual el menú tradicional que se servía en las casas de los abuelos y abuelas españoles.

Más información