Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez pide contar con los partidos catalanes para la gobernabilidad de España

El líder socialista señala que "hay que sacar del limbo a los 17 diputados" de ERC y Convergència

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, este lunes en el Congreso. Ampliar foto
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, este lunes en el Congreso.

"Hay que sacar del limbo a los 17 diputados de ERC y de Convergència". El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha pronunciado esta frase en una reunión a puerta cerrada, este lunes, con su grupo parlamentario. Una afirmación que a algunos ha satisfecho y a otros ha inquietado. Estos últimos han creído entender en las palabras del secretario general que deja la puerta abierta a intentar una mayoría parlamentaria con los nacionalistas y con Unidos Podemos si es que Mariano Rajoy fracasa en su investidura. Los pocos intervinientes en esta reunión parlamentaria han abogado por esta última opción, salvo un diputado andaluz que ha pedido hacer y decir algo más que un no a Rajoy, aunque también. La inmensa mayoría ha guardado silencio.

La reunión se había convocado para que los diputados y senadores elegidos el 26-J mantuvieran la primera reunión con el secretario general y, además, votaran a la dirección del grupo parlamentario. Antonio Hernando y Óscar López seguirán al frente en las portavocías del Congreso y del Senado, respectivamente. Solo el discurso inicial de Sánchez fue abierto a los medios de comunicación y en él reiteró el rechazo de los socialistas a facilitar la investidura de Rajoy. No ha habido pronunciamientos en contra de esta posición, ni tampoco se ha esbozado la posibilidad de la abstención como último recurso para impedir que tuvieran que repetirse nuevamente las elecciones.

La sorpresa ha llegado cuando en sus réplicas a los únicos cuatro diputados que tomaron la palabra —en la sala había más de 130 parlamentarios, entre diputados, senadores y eurodiputados— ha señalado hasta en tres ocasiones que "había que sacar del limbo a los 17 diputados de ERC y Convergència". Sus argumentos a favor de contar con los nueve diputados republicanos y los ocho del partido de Carles Puigdemont se han justificado en la necesidad de "atraerlos a la gobernabilidad de España". Y contar con ellos vale "para cualquier Gobierno", precisó Sánchez.

El líder socialista ha informado a sus compañeros de que esta necesidad de contar con quienes quieren separarse de España se la trasladó a Rajoy en su entrevista del pasado miércoles en el Congreso. Es más, le alabó que hubiera tenido el gesto de reunirse con ellos la semana anterior, aunque no hubiera tenido ningún efecto práctico. "Le dije que me pareció inteligente que se reuniera con ellos", aseguran que dijo Sánchez distintos asistentes a esta reunión.

Antes había tomado la palabra el diputado guipuzcoano Odón Elorza, que defendió dejar a Rajoy intentar sumar una mayoría, pero, si no lo consigue, el PSOE no debe abdicar de esa responsabilidad. ¿Con quiénes? Con Ciudadanos y con Podemos, pero, si no puede ser con Ciudadanos, con los segundos "y otros". La diputada gallega y responsable de la gestora del partido en esa comunidad, Pilar Cancela, también animó a no tirar la toalla en el caso de que el PP fracasara. "El PSOE nunca debe abstenerse. ¿Con qué cara miraréis a la gente que nos ha votado si facilitamos que gobierne Rajoy?", aseguran que dijo Cancela con la mirada puesta en sus compañeros. El diputado asturiano Antonio Trevin hizo un duro alegato contra las políticas del PP de lo que se deducía que en ningún caso había que apoyar a Rajoy.

Nadie defendió abiertamente la abstención, que es el comportamiento general en el PSOE, incluidos los que creen que habría que abstenerse antes que repetir las elecciones. Tampoco el diputado sevillano Antonio Gutiérrez Limones. Pero algunos asistentes dedujeron que podría interpretarse así. Gutiérrez Limones lamentó que el PSOE hubiera perdido la imagen del partido del cambio sensato y transformador y se extendió respecto a que sí lo había sido durante muchos años. El PSOE tiene que decir no a investir a Rajoy, "pero tiene que decir algo más que el no. "Tenemos que ser el partido responsable de siempre, por encima de intereses de partido".

Ahí se quedó el diputado andaluz enfrentado tiempo atrás con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, pero ya superado el distanciamiento. Sánchez tomó el argumento que, por el contrario, el PSOE es el partido del sí, como decían sus lemas electorales, pero los del no "a la ley mordaza, a la LOMCE, a la reforma electoral".

No fueron estas las apreciaciones que llamaron la atención de los parlamentarios socialistas, sino las que mostraron su interés por contar con los nacionalistas. Según la resolución del PSOE del 28 de diciembre del pasado año, el PSOE no puede negociar con partidos que defiendan la independencia de alguna comunidad autónoma de España. ¿Querrá Sánchez tratar de formar una mayoría alternativa? Muchos diputados que le escucharon creen que no lo descarta, aunque primero "todo el PSOE" quiere que Rajoy se presente a su investidura. Los interlocutores consultados sostienen que, si Sánchez lo intenta, será después del fracaso de Rajoy, si es que eso sucede y en el partido empieza a hablarse de la necesidad de abstenerse.

Más información