Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta de Baleares aboga por que Sánchez se postule si el PP fracasa

Ximo Puig no descarta una posible abstención del PSOE: "Cuando llegue el futuro será el momento de tomar nuevas decisiones"

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, a su llegada a Ferraz. Ampliar foto
El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, a su llegada a Ferraz.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, se ha mostrado partidaria de que Pedro Sánchez se postule en caso de que Mariano Rajoy no obtenga los apoyos necesarios para ser investido presidente. La dirigente autonómica se opone a la posibilidad de que, llegado el caso, el PSOE se abstuviese para facilitar la formación de Gobierno, como ha planteado “a título personal” el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. “Si Rajoy no consigue los votos necesarios para ser investido, porque así se lo ha labrado estos cuatro años, hay otra opción posible: que lo intente Pedro Sánchez. Si el PP y Rajoy demuestran que no pueden sumar lo suficiente para gobernar España, nuestro sistema democrático dice que lo lógico es que lo intente la segunda fuerza política más votada”, ha expresado Armengol tras su reunión con el secretario general.

Armengol disiente de la postura de los líderes territoriales que hasta ahora han dejado entrever la opción de abstenerse en un futuro. "No. Para nada. El PSOE no puede hacer ese posible gobierno de derechas. Con nuestro voto, no", ha rechazado la posibilidad de una abstención mínima, de los diputados necesarios. “Una cosa es buscar un apoyo de investidura, lo que parece ahora más mediático y de lo que estamos hablando mucho, y otra cosa de las políticas que necesita España. Ahí, el PSOE y el PP somos como el agua y el aceite. Tenemos proyectos políticos absolutamente diferentes. Por eso yo pienso que ni ahora ni después el PSOE no puede facilitar un gobierno del PP. Nosotros somos la alternativa al PP y sería traicionar a las políticas que hemos comprometido con los ciudadanos, a nuestra historia, a nuestros votantes y a nuestros militantes”, ha subrayado Armengol.

Miquel Iceta, primer secretario del PSC, comparte con la presidenta de Baleares que Sánchez pudiera postularse en caso de que Rajoy no sume lo necesario. “Es la lógica de cualquier sistema democrático, me extraña que se vea como una novedad”, ha observado, sin descartar otras posibilidades. “Lo normal es que quien gana lo intenta y, si no lo consigue, le toca a otro explorar esa posibilidad, pero no pongamos el carro por delante de los bueyes”, ha subrayado. Para Iceta, si Rajoy no consiguiera la investidura “habrá que explorar otros caminos y corresponderá a otros hacerlo”.

“El PSOE ha recibido un importante apoyo electoral para proporcionar una alternativa al PP. Nadie entendería que el PSOE, por activa o por pasiva, ayudara a la continuidad de un gobierno y políticas que no comparte en absoluto”, ha zanjado Iceta, que ha matizado que Sánchez “está firmemente determinado a que sea Rajoy quien tome la iniciativa”. El líder del PSOE, que retomará este viernes las reuniones con los responsables regionales, se mantiene en silencio desde el 26-J.

El resquicio que el PSOE deja a una posible abstención en caso de que el PP sea incapaz de lograr los apoyos necesarios para formar Gobierno se amplía conforme transcurren los días. El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, así lo ha dejado entrever este miércoles tras reunirse con el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez. "No hay que correr más que el futuro. Sé que siempre queremos pasar al futuro, pero el futuro llega. Cuando llegue el futuro será el momento de tomar nuevas decisiones", ha afirmado el dirigente autonómico ante la hipótesis de que transcurran las semanas sin que Mariano Rajoy consiga el respaldo de las Cortes.

La dirección nacional y los líderes territoriales del PSOE mantienen la postura con que afrontarán el comité federal del sábado: un no rotundo a Rajoy. "No vamos a facilitar por activa ni por pasiva un Gobierno de Rajoy que no sabemos ni qué va a hacer. Ha engañado con el tema de las pensiones, con el déficit… No merece ninguna confianza", ha expresado Puig. El presidente autonómico ha insistido en que, al menos de entrada, el PSOE no facilitará la investidura de Rajoy. "Hay una cuestión fundamental: el PSOE no es compañero de viaje del PP en esta aventura. Los ciudadanos han dicho que no. Hay votos conservadores suficientes en el Congreso y tiene que trabajar para conseguir apoyos, no solo a la investidura, sino a la gobernabilidad", ha observado.

Emiliano García-Page también ha dejado entrever la posibilidad de que finalmente el PSOE se abstenga. En el caso de que finalmente hubiera un "bloqueo institucional" y el PSOE se encontrara "ante un punto ciego en el que no ve nada", el presidente de Castilla-La Mancha pondría toda su confianza "en el conductor". Es decir, en Pedro Sánchez. Page tenía previsto verse esta tarde con Sánchez, pero razones de agenda lo hará el viernes, como el resto de presidentes regionales y secretarios generales que no se han visto con Sánchez. Este jueves ninguno se reunirá con el secretario general del PSOE.

Más información