Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
'IN MEMORIAM'

José María Martínez, figura clave del protestantismo en la dictadura

Lideró y reorganizó el culto evangélico durante la represión a la que lo sometió el franquismo

José María Martínez, pastor evangélico.
José María Martínez, pastor evangélico.

El pasado 19 de junio falleció en Barcelona el pastor evangélico José María Martínez, a los 92 años de edad, un reconocido líder del protestantismo español y figura clave de esta confesión en la época de la posguerra y la dictadura.

En 1943 inicia su labor pastoral en Tarrasa y, posteriormente, desde 1948 a 1979, en la Iglesia Evangélica Bautista de Gracia, de Barcelona. Durante esa etapa promovió la constitución de la Federación de Iglesias Evangélicas independientes de España y afrontó con éxito su tarea como líder y reorganizador del culto protestante en una etapa crítica de esta confesión, disidente de la religión oficial del Estado.

Eran tiempos en los que el 90% de las iglesias evangélicas estaban clausuradas, en los que, para ir al colegio, para ser maestro de escuela o para ser nombrado funcionario era necesario haber sido bautizado. Eran tiempos en los que para casarse había que demostrar que nunca se había sido católico y en los que los expedientes matrimoniales podían tardar hasta 10 años. Mientras tanto, los cultos se celebraban en la semiclandestinidad, bajo constante vigilancia policial y la amenaza de ser multados si las reuniones sobrepasaban el límite de 20 personas, o si se ponían letreros en el exterior de las iglesias.

En esas difíciles circunstancias el pastor Martínez consiguió no solo desarrollar un fecundo pastorado en su iglesia local en Barcelona durante más de 30 años, sino también presidir o colaborar con las más importantes instituciones evangélicas de ámbito estatal, como son la Comisión de Defensa Evangélica (nombre antiguo de la FEREDE, federación que actualmente representa a los protestantes ante el Estado) y la Alianza Evangélica Española. Desde estas instituciones se planificó una estrategia de cohesión interna, de resistencia pacífica y de defensa ante las frecuentes dificultades de las iglesias evangélicas. Esto incluyó iniciar un diálogo con las autoridades, defenderse en los procesos judiciales y acudir a la presión internacional. Acciones que, poco a poco, contribuyeron a mejorar la situación y disminuir la intolerancia existente.

Junto a estas tareas debemos mencionar un prolífico trabajo literario y teológico, que le ha merecido un amplio reconocimiento en todos los sectores del protestantismo español.

Mariano Blázquez es representante legal de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE).