Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado muerto un edil gallego del PP denunciado por abuso sexual a una menor

La Guardia Civil encontró el cadáver cuando fue a detener al concejal a su casa de Melide

El fallecido, en una foto de su cuenta de Facebook.
El fallecido, en una foto de su cuenta de Facebook.

Rolando Mejuto García, edil del PP del Ayuntamiento de Melide (A Coruña, algo más de 7.500 habitantes), fue hallado anoche muerto, ahorcado, cerca de su casa familiar. El cadáver fue localizado por agentes de la Guardia Civil cuando iban a buscarlo a su domicilio con motivo de una denuncia por supuestos abusos sexuales a una menor que había presentado contra él la madre de la adolescente, residente en una localidad cercana.

Mejuto, que ayer cumplió 45 años, accedió al cargo de concejal de Mocidade (Juventud), Novas Tecnoloxías e Medios de Comunicación cuando el PP, que gobierna con amplia mayoría en este municipio rural situado a 50 kilómetros de Santiago (ocho ediles frente a tres del BNG y dos del PSOE), se vio obligado a readjudicar algunas de sus carteras el año pasado. En la mayor remodelación que llevó a cabo Núñez Feijóo en la Xunta, fichó a la hasta entonces alcaldesa de Melide, Ánxeles Vázquez, como consejera de Medio Rural. El puesto de regidora lo ocupó entonces Dalia García, y Mejuto, uno de los integrantes de la lista popular que había quedado fuera en las municipales, ocupó la concejalía de la que hasta entonces estaba al cargo de la nueva alcaldesa. El edil fallecido no era un personaje muy conocido en Melide hasta ahora. Vivía en San Cibrao, un núcleo a las afueras de este pueblo grande  (enclave importante del Camino Francés a Santiago), y trabajaba como autónomo a bordo de una de las tres líneas de autobuses escolares de Melide. También se hacía cargo del transporte de usuarios del Centro de Día. Según informa el diario La Voz de Galicia, fue en esa línea escolar donde entabló contacto con la chica de 15 años cuya madre presentó la denuncia por abusos. Este periódico añade que unas pruebas médicas a la chiquilla confirmaron los hechos.

Mejuto era un hombre casado y con dos hijos. Cuando fue hallado su cadáver, estaba colgado de un árbol muy cercano a su domicilio. Fuentes cercanas a la investigación, de la que se ha hecho cargo la Policía Judicial de la Guardia Civil, explicaron a EL PAÍS que no se duda de que se trata de un suicidio. Creen que el edil se quitó la vida al verse acorralado y saber que saldrían a la luz los hechos denunciados. Las relaciones sexuales con la chica de 15 años, comentan las mismas personas, "eran consentidas por ella", pero se trataba de un supuesto delito porque la menor no había alcanzado la edad límite (16) contemplada por la ley.