El caso Pujol

Los exdirectivos de la Generalitat niegan los “aguinaldos” a Pujol por las nóminas

Un empleado de banca contó al juez que pagaban una comisión al presidente catalán por otorgarles los pagos de los salarios de los empleados públicos

Jordi Pujol, en una imagen de archivo.
Jordi Pujol, en una imagen de archivo.JAIME VILLANUEVA

Los directivos de empresas públicas de la Generalitat de Cataluña y de la banca Natwest Mark que han comparecido este lunes como testigos en la Audiencia Nacional han negado que la familia del expresidente catalán Jordi Pujol recibiera "aguinaldos" o comisiones a cambio de otorgar a entidades bancarias la gestión de las nóminas, los seguros sociales o las retenciones del IRPF de los empleados de esas sociedades. Según fuentes jurídicas, los directivos solo han admitido la percepción de "bonificaciones" de escasa cuantía de los bancos a las empresas por la adjudicación de estos servicios.

Más información

El juez José de la Mata ha interrogado este lunes por la mañana a siete directivos en relación con estos supuestos aguinaldos y por la tarde tiene previsto tomar declaración a un octavo. El magistrado del caso Pujol les ha preguntado en relación con la denuncia de un exdirector de las oficinas centrales de Natwest Mark (posteriormente absorbido por el banco Sabadell) en Barcelona que apuntaba la existencia de una “operativa destinada a que la familia Pujol amasase grandes cantidades de efectivo para su patrimonio”.

Según su declaración, existían acuerdos que ligaban a las entidades bancarias con grandes empresas y organismos públicos, entre ellas el Instituto Catalán de Suelo (Incasòl) y Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) "para gestionarles las nóminas de los empleados". De este modo, acumulaban saldos en las cuentas bancarias y pagaban a cambio "un porcentaje en efectivo", que el denunciante cifra en un 3%. En el caso de Incasòl, los declarantes han negado estas supuestas entregas y solo han admitido la existencia de bonificaciones a la empresa —de unos 60 euros mensuales— por otorgar la gestión del dinero de las nóminas de alrededor de medio centenar de empleados, según fuentes jurídicas.

"Los aguinaldos a altos cargos y otras partes se llevaban en efectivo a los despachos", dice el auto que precisa que una de las oficinas era la del hijo mayor del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol Ferrusola.

En su declaración ante la Policía, ordenada por el titular del juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, el testigo afirma que "muchos de los capitales" acumulados durante el mandato del expresidente Jordi Pujol por su familia "vienen, entre otros ingresos, por lo que recaudaban a través de la banca" en esos movimientos.

Diversos organismos públicos, sostuvo el exdirectivo bancario, ponían en manos de Natwest Mark sus nóminas. En lugar de entregarlos regularmente a la Seguridad Social o a Hacienda, detalló, las empresas e instituciones "las mantenían en la entidad durante un largo periodo de tiempo".

La banca invertía esos ingresos en distintos productos que daban un rendimiento. De esos beneficios, agregó ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), la entidad pagaba "alrededor de un 3%" a los organismos públicos. Esos porcentajes, que denomina "saldos ociosos" en su declaración, se pagaban en efectivo. El testigo involucra a varios excargos públicos de la época de Pujol.

En concreto, el magistrado ha interrogado al exgerente del Instituto Catalán de Suelo (Incasòl) Antonio Paradell y la tesorera del ente Leticia Giraldi; el ex director financiero de Ferrocarriles de la Generalitat Antonio Herce y el director general de la Consejería de Hacienda, Francesc Xavier Ruiz del Portal.

También comparecerán ese día en la Audiencia Nacional los directivos de Natwest Antonio Tomás y Modesto Custodio, el gerente de la inmobiliaria de CC OO Habitage Entorn, José María Alibes y su sucesor en la mercantil Procivesa, Julio Parente.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Lo más visto en...

Top 50