Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy reafirma que bajará el IRPF pese a todos los avisos económicos

Fuentes oficiales próximas al presidente solo precisan que se hará "cuando sea posible"

Mariano Rajoy, este lunes tras su acto en Badajoz.
Mariano Rajoy, este lunes tras su acto en Badajoz.

El candidato del PP, Mariano Rajoy, ratificó este lunes en un tríptico que marca los 10 ejes de su campaña para el 26-J que mantiene su promesa de bajar en dos puntos los tramos actuales del IRPF si gana las elecciones y sigue en el poder. Rajoy y el PP se guardan mucho de especificar cuándo tienen pensado aplicar esa rebaja impositiva ni en qué condiciones. Fuentes oficiales próximas al presidente solo precisan que se hará “cuando sea posible, el aumento de la recaudación y la bajada de gastos lo permitan y cumpliendo al máximo los criterios de objetivos de déficit marcados por la UE”. Todas esas precisiones ni figuran en el vídeo de campaña, ni están en el programa electoral que se repite ahora con la misma promesa impositiva que ya se formuló para las elecciones del pasado 20-D, ni las recalca el candidato en sus intervenciones públicas.

El PP ha dispuesto incluso en su página de precampaña electoral un conversor de indecisos para tratar de atraer el voto de quienes todavía no saben qué papeleta elegir el 26-J. La pestaña se titula “Si aún no te hemos convencido” y en ella el partido despliega hasta nueve razones por las que cree que generan dudas. El listado es una enumeración de las debilidades que el propio PP cree tener entre el electorado y van desde la corrupción hasta la personalidad de su líder. Una de las razones que se esgrimen para dudar ahora de sus promesas es: “Nos subieron los impuestos”. Se refiere a lo que hizo Rajoy en 2011 nada más llegar a La Moncloa pese a haber prometido lo contrario.

Al pinchar esa opción, el PP explica al votante indeciso que se vieron “obligados” a hacerlo por la herencia recibida del Gobierno del PSOE y porque el déficit público estaba tres puntos por encima del comprometido con Europa. La situación se vuelve a repetir para la campaña del 26-J.

El PP y Rajoy insisten en asegurar ahora, tanto en el tríptico electoral como en su web, que bajarán el tipo mínimo del IRPF del 19% actual hasta el 17% y el máximo del 45% al 43%. “Mejoraremos los mínimos personales y familiares exentos y recompensaremos el ahorro y la inversión”, se añade en otro apartado. Ese fue también uno de los puntos fuertes de la campaña del pasado 20-D.

Rajoy repite casi a diario en sus mítines que el primer objetivo del PP, y la prueba de fuego que les diferencia de las demás formaciones y “la deriva radical”, es su aval para crear empleo, en concreto hasta 20 millones de puestos de trabajo para 2020. Este lunes lo volvió a remachar en varias intervenciones en Badajoz.

Los estrategas del PP sostienen que con más empleo se producirán más ingresos, más recaudación, menos gastos en prestaciones y más facilidad para cumplir el objetivo de déficit y rebajar la enorme deuda pública del país. Esa es su receta.

"Implementar recortes"

Por eso, Rajoy y los dirigentes del PP defienden que Europa no les sancionará tras las elecciones por no haber cumplido en 2015 con la meta de déficit. España cerró 2015 con uno del 5,8% del PIB, 8.000 millones de euros por encima del objetivo (el 5%) y se expone a una sanción de unos 2.000 millones. El presidente, la vicepresidenta y otros ministros aseguran en público que Europa y hasta el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, entenderán la situación y llegado el momento serán más flexibles. Rajoy escribió a Juncker en secreto el 5 de mayo y le prometió que en la segunda mitad de 2016 aplicaría incluso “nuevas medidas”. En público precisó que no se refería a más ajustes. El titular de Economía, Luis de Guindos, admitió este lunes que si al final la economía española desacelera, “habrá que implementar recortes”.

Más información