Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pineda pide al juez salir de prisión para “disolver Ausbanc”

El presidente de la asociación solicita ver a Pedraz para "explicar con detalle" la trama

El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, envió una carta el pasado 3 de mayo, cuando llevaba 19 días en la prisión de Estremera (Madrid), al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, instructor de la causa sobre extorsión que afecta a la asociación y al sindicato Manos Limpias. En esa misiva, Pineda le pide al magistrado una reunión para "explicar con detalle" la trama y le comunica su decisión de "convocar una asamblea y disolver Ausbanc". Eso sí, esta disolución "ordenada, urgente y con los menores perjuicios posibles", solo se producirá en cuanto el magistrado le otorgue la libertad provisional.

Luis Pineda, tras el registro de la sede de Ausbanc en Madrid.
Luis Pineda, tras el registro de la sede de Ausbanc en Madrid. EFE

La carta manuscrita, de 10 folios y que Pineda cierra con versos de Miguel Hernández —"umbrío por la pena, casi bruno"—, tiene por objeto principal solicitar al juez Pedraz que levante el embargo que ordenó sobre sus fondos y sobre los de sus sociedades. También pide que se retire la prohibición de disponer de varias fincas de su titularidad.

El abogado Pineda, que se define a sí mismo como "cautivo", reitera en la misiva su "absoluta inocencia". Aunque admite su participación en los hechos que se relatan en el auto de prisión, dice que estos se relatan "con desprecio a la totalidad de la verdad".

En su escrito, Pineda solicita al juez que "a lo sumo" retenga entre todas las cuentas de sus sociedades la cantidad de 500.000 euros, y se queja de que el embargo es una "condena anticipada". "La medida adoptada está suponiendo que no puedan mis más directos familiares, incluido mi hijo que aún está estudiando y otro que aún convive y no tiene trabajo, tener los mínimos ingresos para sobrevivir: pagar la comida, luz, gas, comunidad de propietarios...".

En el caso de las empresas, Pineda se queja de que el embargo de cuentas supone "simple y llanamente su disolución por incapacidad impuesta". "Los trabajadores no podrán cobrar, los abogados tampoco, ni atender ningún gasto procesal, quedando miles de asuntos huérfanos en los juzgados por solo y exclusivamente la desproporcionada medida adoptada".

El presidente de Ausbanc entró en prisión el 16 de abril tras declarar ante el juez Pedraz por la trama de extorsión a bancos y cajas a las que amenazaban con mala publicidad y demandas judiciales si no contrataban anuncios en sus publicaciones. En aquella declaración, Pineda se presentó como un perseguido por algunas entidades, especialmente el BBVA y afirmó que se reunió personalmente con el presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel, para darle consejo sobre su imputación en el caso de los ERE de Andalucía, en el que Manos Limpias ejerce la acusación popular.

Más información