Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los institutos acusan a Madrid de usar de “chivo expiatorio” al director del centro de Arancha

La asociación de directores de secundaria culpan a Educación de "irregularidades" en el caso de la niña que se suicidó

El director del instituto de Arancha, el Ciudad de Jaén de Madrid, fue destituido dos días después de que la menor se suicidara por acoso escolar. Estuvo seis meses sin empleo ni sueldo de forma cautelar. La Comunidad le acusó de no haber denunciado el caso. El expediente final rebaja la multa a dos meses y ya no refleja que no se produjera esa comunicación. La asociación de directores de instituto Adimad acusa a la Consejería de Educación de usarlo como "chivo expiatorio" para aplacar la polémica al filo de unas elecciones autonómicas. 

Entrada del Ciudad de Jaén tras la muerte de Arancha en mayo de 2015.
Entrada del Ciudad de Jaén tras la muerte de Arancha en mayo de 2015.

Cuando hace un año que se expedientó a un director de instituto por el suicidio de una alumna, Arancha, sus compañeros agrupados en la asociación Adimad salen en su defensa. La asociación de directores de instituto de Madrid considera con el expediente ya cerrado, que el director fue usado como "chivo expiatorio ante unos hechos que acaecieron en fechas inmediatamente anteriores a las elecciones autonómicas". Lo hace en una carta a la que ha tenido acceso EL PAÍS en la que hablan de "numerosas irregularidades de la instrucción del expediente" que les llevan a reafirmarse en la "impresión de que unavez tomada una decisión, cuanto menos de dudosa procedencia, no cabía sino “mantenerla y no enmendarla”.

Arancha se quitó la vida tirándose por el hueco de las escaleras de su casa en el distrito madrileño de Usera. Era el 22 de mayo de 2015, dos días antes de las elecciones autonómicas. Su familia había denunciado previamente a la Policía que su hija sufría acoso escolar por parte de otro menor en el instituto Ciudad de Jaén donde ambos estudiaban.

Dos días después, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid abrió un expediente al director del centro. "Ha incumplido el protocolo de actuación para los supuestos de acoso escolar, al conocer el caso previamente y no haber elevado la denuncia a la Dirección de Área Territorial o a la Inspección Educativa", señalaba la nota informativa. Por ese motivo "se le incoa expediente disciplinario y se le suspende cautelarmente de sus funciones".

El director fue sancionado de forma cautelar con seis meses sin empleo ni sueldo y fue apartado de su cargo. La sanción final solo recoge dos meses de multa (el resto del dinero se le ha devuelto) y establece que puede seguir siendo director, aunque en otro centro. Ahora mismo trabaja como profesor mientras su plaza ha sido ocupada, explican desde la asociación. Todo esto "evidencia la arbitrariedad con que la Administración actuó en este caso, así como el total desprecio a los derechos del director".

La prensa fue informada antes

Acusan a la consejería de haber informado antes a la prensa que al director. "En este caso la Consejería hizo pública una nota de prensa antes de que el director tuviese el menor conocimiento de la apertura de expediente disciplinario contra él, dándose la circunstancia de que en la Inspección realizada esa misma mañana se les había comunicado que su actuación había sido correcta". En el procedimiento penal abierto tras el suicidio de Arancha, que sufría una discapacidad psíquica, "el director compareció como testigo, no como imputado, al no apreciar ni el fiscal ni el juez indicios de mala actuación por su parte".

Adimad acusa a la consejería de hacer "caso omiso de las demandas que desde el instituto se le formularon en relación con la convivencia en el mismo". El Ciudad de Jaén tiene menos alumnos por profesor (12,1) que la media de institutos de Madrid (13,49), señaló entonces la Consejería de Educación en una nota de prensa. Y enumeraban que su departamento de Orientación cuenta con 19 personas, entre ellas una orientadora, tres profesores de apoyo al programa de educación compensatoria o dos enfermeras. La Unesco recomendaría cinco orientadores para un instituto de su tamaño y dificultades. Según la consejería, tenían en el curso 2015/2016 11 profesores más que el curso anterior. Comisiones denunció que muchos eran a tiempo parcial. Entre los 1.200 alumnos del Ciudad de Jaén, 44 presentan necesidades de compensación educativa —como Arancha y el menor que supuestamente la acosó—, 55 con necesidades educativas especiales y 10 discapacidad motora.

En el expediente disciplinario final no queda reflejado el motivo por el que se le abrió el procedimiento, no haber avisado a la inspección ni a la dirección de área. Educación destituyó a todos los miembros del equipo directivo del instituto. El director fue sancionado por dos faltas graves: no haber adoptado medidas disciplinarias e incumplir el procedimiento sancionador "en perjuicio del alumnado del centro". Adimad replica que el acosador "sí fue sancionado, y la afirmación de que no se respetan los derechos del alumnado en el procedimiento sancionador produce simplemente estupor".

La asociación anuncia que continuará el proceso por vía judicial para "la defensa de la honorabilidad y profesionalidad" del director del centro.

Más información