Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos exhibirá la gestión de sus alcaldes como ejemplo de Gobierno

La formación busca rebajar los temores de la clase media, pymes y autónomos

Podemos intentará contrarrestar los temores que puedan producir en las clases medias la alianza con IU o figuras como la de Julio Anguita para no perder los votantes del PSOE que logró captar el 20-D- El partido esgrimirá medidas de apoyo a las pymes y exhibirá la gestión de sus alcaldes. “Estamos demostrando que somos una fuerza de Gobierno frente al apocalipsis que anunciaban algunos con Colau o Carmena”, señala Pablo Iglesias, que el jueves participa en el Círculo de Economía.

Pablo Iglesias y Pablo Echenique, el pasado viernes en Zaragoza.
Pablo Iglesias y Pablo Echenique, el pasado viernes en Zaragoza. EFE

El talón de Aquiles de Podemos y sus alianzas se llama, según la denominación del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), “vieja clase media”. Es decir, pequeños y medianos empresarios, autónomos y agricultores. Se trata del sector del electorado en el que el pasado 20-D la formación despertó más recelos: en esa franja solo le votó un 12,6%, muy por debajo de la media, que rondaba el 20%, de las nuevas clases medias de trabajadores asalariados e incluso de profesionales y directivos.

El proyecto económico de Iglesias causaba ya entonces entre los votantes tradicionales del PSOE unas dudas que pueden verse acrecentadas ahora por la alianza con IU. El escoramiento a la izquierda, el rescate en sus listas de figuras ligadas al PCE como Manuel Monereo, o el sindicalista del SAT Diego Cañamero, que en 2012 se declaró “insumiso judicial”, pueden alejar una parte de los electores socialdemócratas ganados en diciembre.

Por esta razón, la campaña electoral del 26-J, en la que Podemos parte con expectativas de disputar al PSOE la segunda posición, estará centrada también en la búsqueda del voto de la clase media. La formación defenderá, según recoge su programa electoral, “un régimen de segunda oportunidad y un proceso simplificado de reestructuración y cancelación de deudas, tanto para personas físicas como jurídicas, que realmente las libere de deudas pasadas una vez que la situación de quiebra es efectiva”, incluidas las deudas con la Seguridad Social y Hacienda. Podemos se compromete, además, a elaborar la figura del “autónomo de responsabilidad limitada”, de forma que estos “respondan a las deudas con los bienes profesionales que ellos decidan asociar a su actividad y no con todo su patrimonio”.

En este intento de atenuar los temores, Iglesias participará este jueves en las jornadas del Círculo de Economía de Sitges, en las que se estrena también la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Su objetivo: demostrar que es posible compaginar un proyecto alternativo al actual y que su plan económico es viable. “Es posible y estamos demostrando que se puede”, explicó. “Estamos demostrando que somos una fuerza política de Gobierno y estamos dispuestos a formar un Gobierno de coalición frente a los que pensaban que en España solo podían gobernar el PP y el PSOE”.

La única experiencia de gestión de Podemos es la de las candidaturas municipales que hace un año llegaron al Gobierno de las principales capitales. Iglesias y los suyos volverán a esgrimir en campaña ese ejemplo. El de Colau en Barcelona, Manuela Carmena en Madrid, José María González en Cádiz, Pedro Santisteve en Zaragoza o Xulio Ferreiro en A Coruña. Por esta razón, Podemos ha cerrado con algunos, de forma simbólica, las listas del 26-J que se registraron ayer.

Más información