Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expresidente Zapatero aconseja a Albert Rivera antes de su viaje a Venezuela

Los dos políticos analizan junto al ministro García-Margallo el viaje del presidente de Ciudadanos al país americano, que arranca este lunes

El expresidente Zapatero, durante su visita a Venezuela. Ampliar foto
El expresidente Zapatero, durante su visita a Venezuela. EFE

José Luis Rodríguez Zapatero, Albert Rivera y el ministro José Manuel García-Margallo mantuvieron ayer por la mañana una conversación sobre el viaje a Venezuela que emprende hoy el líder de Ciudadanos, según confirmó a EL PAÍS el expresidente del Gobierno.

Zapatero, que acaba de visitar el país americano con una comisión internacional impulsada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para mediar entre el gobierno de Nicolás Maduro y los opositores, resumió sus observaciones para que el líder de Ciudadanos “tenga una buena información de todos los elementos” en juego durante su visita. En la conversación a tres también se empleó el término "dificultades" para describir los retos a los que se enfrenta el político español.

Rivera viaja a Venezuela invitado por el presidente de la Asamblea Nacional, vinculado a la oposición, y sin contar con el beneplácito del Ejecutivo. Los efectos que pueda tener en la situación interna del país una visita que no cuenta con el respaldo de Maduro también fueron objeto de la conversación. Rivera, según fuentes conocedoras de la reunión, pretende aplicar la misma tesis que el expresidente Felipe González, quien ya acudió a Venezuela para apoyar a Leopoldo López, preso político venezolano.

Como Felipe González

“Diálogo, conciliación, pero con libertad para presos y respeto a las instituciones y la constitución”, es el resumen, según fuentes conocedoras de la estrategia del presidente de Ciudadanos.

Rivera sabe ya que su visita provoca tensiones en Venezuela. Diosdado Cabello, expresidente de la Asamblea, exministro y actual diputado, ya ha pedido que la policía no le deje traspasar la frontera en el mismo aeropuerto de Caracas.

La diplomacia española, con el embajador Antonio Pérez Hernández a la cabeza, está movilizada para prestar el mayor apoyo al presidente de Ciudadanos, que tiene planeado pernoctar en la residencia del diplomático. Todos esos preparativos, sin embargo, reflejan el porqué de la preocupación de los medios diplomáticos, que consideran que el viaje de Rivera puede tensionar aún más la situación interna en Venezuela.

“La visita es razonable, es útil, si contribuye a la reconciliación nacional”, dijo el ministro Margallo durante la semana. “No lo será si no contribuye a la reconciliación nacional, sino a exacerbar los ánimos”.