Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Burgos afirma que su propuesta no es igual a la del PSOE para pagar pensiones

El responsable de la Seguridad Social rechaza que pagar con cargo a Hacienda las prestaciones de viudas y huérfanos implique más fiscalidad

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, rechaza que la propuesta de pagar con impuestos las pensiones de viudas y huérfanos se parezca a la del PSOE, que esta semana planteó crear un nuevo impuesto para financiar a la Seguridad Social. “La disposición que hay en los presupuestos propone profundizar en la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social. Esto no es subir impuestos, creo que hay una diferencia importante”, ha expuesto este sábado el responsable del instituto previsor y cabeza de lista por el PP al Congreso por la provincia de Valladolid.

Al hablar de profundizar en la separación de fuentes de financiación, Burgos hace referencia a las políticas pactadas seguidas en las últimas décadas que han acabado por sacar del presupuesto de la Seguridad Social los gastos de la sanidad pública, de los servicios sociales, las prestaciones familiares, las pensiones no contributivas y los complementos a mínimos. “Todo esto lo ha hecho el PP”, apostilla, subrayando la asunción plena de la factura completa de los llamados complementos a mínimos (la parte de las pensiones contributivas cuya base reguladora para cobrar una prestación es tan baja que necesita que una aportación adicional para llegar a completar una pensión mínima). “Y se hizo en 2013, con una situación económica muy difícil”, señala en una conversación telefónica con este diario.

Burgos explica que la enmienda 85 de los presupuestos de 2016 se propone profundizar en la separación de fuentes de financiación “sin precisar más”. No obstante, sí que admite que fue él mismo quien días después precisó que su alternativa pasaba por convertir las prestaciones de viudedad y orfandad a naturaleza no contributiva con lo que tendrían que costearse con impuestos. “También lo defiende Comisiones Obreras y la patronal”, añade.

El actual responsable de la Seguridad Social rechaza que esta propuesta tenga que conllevar necesariamente un aumento de impuestos –“hasta ahora se ha hecho reordenando gasto"- y ha puesto distancia con la medida planteada por el PSOE. “No tiene nada que ver con crear un impuesto nuevo como ya hay en Francia, donde lo pagan hasta los que ya son pensionistas. En ningún caso”, continúa.

Entre los motivos por los que Burgos rechaza crear un nuevo impuesto está el hecho de que la recaudación de los impuestos está más ligada a la marcha de la economía que las cotizaciones. Por tanto, esto haría que los ingresos de la Seguridad Social fueran más volátiles y dependientes de la coyuntura.

Burgos defiende que esta propuesta no supone cambiar el discurso del Gobierno ni de su partido y que desde ambas estancias se ha defendido siempre la creación de empleo como la mejor vía para sanear la caja de la Seguridad Social.