Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal del Supremo pide que se investigue a Homs por la consulta del 9-N

El ministerio público le atribuye los mismos delitos que a Mas por facilitar la votación

Francesc Homs, de Democràcia i Llibertat. Ampliar foto
Francesc Homs, de Democràcia i Llibertat.

La fiscalía ha pedido al Tribunal Supremo que investigue al diputado en el Congreso y exconseller catalán de la Presidencia Francesc Homs por su papel en la organización de la consulta del 9-N suspendida por el Tribunal Constitucional. Según han confirmado fuentes del ministerio público, la Fiscalía del Supremo ha pedido que se abra una causa contra Homs por los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación, los mismos por los que están imputados el expresidente de la Generalitat Artur Mas y las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega.

La fiscalía pide al alto tribunal que investigue solo a Homs, que es aforado por ser miembro de la Diputación Permanente del Congreso, y deje en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el resto de la causa. El fiscal del Supremo asume los argumentos del fiscal del tribunal catalán, que pidió ampliar a Homs la investigación del 9-N debido a la relación del Departamento de Presidencia con el encargo que se hizo a los servicios informáticos de la Generalitat para poder celebrar la consulta.

La fiscalía cree que el Gobierno catalán continuó implicado en la organización del 9-N después de que la consulta fuera suspendida por el Constitucional y ordenó a las empresas que ya había contratado para realizarla que siguieran adelante con el dispositivo.

Según los fiscales, Homs tuvo un "comportamiento consciente e intencionado de indudable trascendencia" para garantizar que los preparativos siguieran adelante y "soslayó" la suspensión del Constitucional.

En concreto, el fiscal mencionaba en su escrito una carta del director general de T-Systems, la empresa encargada de proporcionar tres programas informáticos "imprescindibles" para la jornada del 9-N, dirigida a la Generalitat, para preguntar si sus servicios podían vulnerar la suspensión dictada por el TC, y Homs lo tranquilizó con otra misiva en la que "legitimó la continuación de los trabajos".