Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV apremia a los partidos a clarificar el derecho a decidir

La oposición tilda de electoralista la ronda de reuniones iniciada por Ortuzar entre las elecciones nacionales y las vascas

Andoni Ortuzar con el resto de la delegación tras los contactos en el Parlamento vasco
Andoni Ortuzar con el resto de la delegación tras los contactos en el Parlamento vasco

El PNV no ha recibido las respuestas que esperaba. La ronda de partidos que ha impulsado para lograr antes de las elecciones vascas un acuerdo de mínimos en torno al nuevo estatuto ha sido entendida como un movimiento "de cara a la galería". El documento que ha presentado a las delegaciones de PSE-EE, PP y UPyD -EH Bildu ha rechazado participar de momento- y en el que pide clarificar lo que cada uno entiende por derecho a decidir y su aplicación, ha generado más críticas que reflexión. El PP ha dicho que con ellos "no hay más recorrido en este asunto", y UPyD que el PNV "sigue avanzando hacia la independencia". El PSE todavía no se ha pronunciado.

En su documento, el PNV constata y entiende las diferencias que hay entre los partidos sobre el denominado derecho a decidir, porque "permite alterar la situación jurídica-política de quien la ejerce en relación a un Estado". En su opinión es necesario profundizar en todo lo relacionado a su legitimación y ámbitos de decisión y clarificar su vinculación al ordenamiento jurídico-legal.

La oposición interpreta que el PNV ha buscado un atajo para intentar deshacer el bloqueo de la Ponencia de Autogobierno. El portavoz de la izquierda abertzale, Hasier Arraiz, aseguró hace tres días, cuando se enteró de la convocatoria, que estas reuniones "tienen mucho de política teatro, de política de la corte, de la que han estado haciendo en Madrid durante los últimos cuatros meses".

El partido de Andoni Ortuzar plantea que las decisiones que la ciudadanía vasca adopte libre y democráticamente sobre su futuro político han de ser respetadas por las instituciones del Estado. Dichas decisiones, añade, se adoptarán "siguiendo las normas y procedimientos legales y respetando los métodos democráticos y los derechos y libertades de la ciudadanía". El PNV no cita la doble consulta que planteaba en el documento base presentado a la ponencia de Autogobierno, en la que incluía una consulta habilitante cuando el nuevo Estatuto saliera aprobado en el Parlamento vasco" y la ratificante "cuando ese texto hubiera pasado ya por el Congreso de los Diputados.

Ahora insiste en que la actualización del autogobierno debe atender al principio de legalidad pero "exige dotar de un valor relevante y primario a la decisión de la ciudadanía vasca" y considera que una reforma estatutaria debe preservar los derechos históricos. También propone la actualización del régimen financiero, económico y fiscal del Concierto Económico y la capacidad de representación de Euskadi en la Unión Europea y en instituciones internacionales.

Tras los encuentros, Ortuzar ha pedido al resto de los partidos una posición clara sobre el documento y sobre un calendario para abordar este asunto en las próximas semanas y ha confirmado que está a la espera de que se pueda concretar una reunión con EH Bildu. Cree que hay mimbres para llegar a acuerdo con la izquierda abertzale y con el PSE. En esta fase no va a reunirse con Podemos, al no tener representación parlamentaria.

Más información