Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cotino niega que la trama Gürtel le regalara un abrigo de 375 euros

El expresidente de las Cortes Valencianas pide el archivo de la causa por la visita del Papa en 2006

El expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino (PP) ha rechazado su procesamiento por las irregularidades en la contratación del sistema de megafonía y pantallas gigantes para la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. Este contrato, valorado en 7,4 millones de euros, fue adjudicado a dedo a la constructora leonesa Teconsa, sin experiencia en el sector audiovisual. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata considera que Teconsa actuó como pantalla de la empresa de la trama Gürtel Orange Market, dirigida por Francisco Correa y Álvaro Pérez, El Bigotes.

Juan Cotino en 2014 en las Cortes Valencianas. Ampliar foto
Juan Cotino en 2014 en las Cortes Valencianas.

En un escrito dirigido el pasado 2 de mayo al magistrado De la Mata, que lo procesó el pasado 23 de abril, junto a otras 23 personas, Cotino niega que la trama Gürtel le regalara un abrigo de la marca Milano valorado en 375 euros como pago por la adjudicación del contrato, realizada a través de la televisión autonómica Canal 9.

El magistrado y la Fiscalía Anticorrupción consideran que Cotino, que formaba parte de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias, que preparó la visita del Pontífice a Valencia, tuvo un "rol protagónico" en la adjudicación del contrato a Teconsa, que, a su vez, subarrendó el servicio a las empresas de la red Gürtel. Cotino era entonces consejero de Agricultura en el Ejecutivo regional presidido por Francisco Camps (PP).

La defensa de Cotino rechaza todas las imputaciones por "infundadas y gratuitas" y pide el sobreseimiento de la causa. En su alegato, recuerda que el político no ostentaba ningún cargo en la fundación que organizó la visita del papa Ratzinger a Valencia y que, en contra de lo que sostienen las acusaciones, no se encargó de nombrar a los responsables de la llamada Área de Infraestructuras de aquella. Para ello, se sirve del testimonio de dos de los responsables de esa área que, si bien reconocen que Cotino no les nombró directamente, sí que les propuso para el cargo y les ofreció el puesto.

También refuta Cotino que la decisión de contratar con Teconsa se tomara en el seno de la fundación a la que, insiste, él asistía como mero "invitado del Arzobispado" de Valencia sin poder ejecutivo. La fundación fue la que decidió que la gestión de las pantallas quedara en manos de Canal 9, de modo que aquella se limitaba a ofrecer la señal a la televisión autonómica y esta se comprometía a cambio a alquilar o comprar las pantallas y los sistemas de megafonía.

El juez sostiene que Cotino mantuvo "directa o indirectamente contactos" con El Bigotes para que Orange Market y la sociedad Trasgos, entre otras, llevaran a cabo el montaje de las pantallas. La defensa del expresidente de las Cortes vuelve a apoyarse en declaraciones de los responsables de la fundación, que negaron que Cotino les hablara en ningún momento de Álvaro Pérez. Uno de ellos incluso recordó que Cotino le llegó a advertir a la entonces alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que Álvaro Pérez "no era de fiar".

Cotino anuncia al juez De la Mata en su escrito que va a presentar una querella contra el inspector de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que firma el informe en el que se le atribuye un "papel nuclear" en la toma de decisiones de la fundación, como se deriva de las agendas de Pablo Crespo, uno de los cabecillas de la trama corrupta que anidó en el PP durante el aznarismo.