Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los universitarios prefieren montar una empresa que ser funcionarios

Los alumnos están más motivados en trabajar en algo que les guste que en tener un puesto asegurado

Y después de la Universidad, ¿qué? Los estudiantes españoles que están ahora en los campus, nativos digitales y con una crisis económica mundial vivida en plena adolescencia, tienen más espíritu emprendedor que ganas de ser funcionario. Uno de cada cuatro se ve al frente de su propia empresa en los próximos años. Les motiva más encontrar un trabajo que les guste que un puesto asegurado, según una encuesta a 8.600 estudiantes de educación superior presentada este miércoles.

Alumnos de la Universidad Complutense en Madrid.

A la pregunta ¿Has empezado o tienes pensado crear tu propia empresa en los próximos años?, algo más de uno de cada cuatro universitarios españoles actuales (26,8%) contesta que sí. El porcentaje de futuros trabajadores con una titulación superior que se ve montando un negocio propio en los próximos cinco o 10 años es superior a los que aspiran a ser funcionarios (25,2%), según una encuesta presentada ayer. Y, de ellos, los que tienen más iniciativa emprendedora son los que estudian ingeniería y arquitectura y los alumnos procedentes de la rama de ciencias sociales y jurídicas. Del otro lado están los matriculados en humanidades y los de ciencias.

La principal motivación laboral de los que saldrán de los campus españoles es trabajar en lo que les gusta (9,4 sobre 10) por encima de tener un puesto asegurado o de encontrar un trabajo relacionado con lo que han estudiado (8,5% en cada caso) y, entre las que menos, tener un jefe o trabajar en otro país. Para los aspirantes a futuro emprendedor, la principal motivación sí es ser su propio jefe mientras que para los que quieren ser funcionarios lo que más pesa es la seguridad laboral.

Estos son algunos de los datos del informe Radiografía de la universidad española: liderazgo emprendedor e innovación en la universidad española, elaborado por Educa 20.20 y la Fundación AXA con entrevistas online a 8.601 alumnos de educación superior –con un 80% de estudiantes de grado frente al 4% de matriculados en Formación Profesional, 11% de máster y otro 4% de doctorandos- entre enero y marzo de 2016.

El trabajo, presentado este miércoles en Madrid, incluye entrevistas en línea a estudiantes de 65 de los más de 80 campus españoles públicos y privados realizadas durante el primer trimestre de este año.

"El espíritu emprendedor de los universitarios de ahora se debe a que la necesidad crea la virtud", explica al teléfono Narciso Michavila, responsable del instituto de investigación GAD3, responsable de la elaboración de la encuesta.

"Estos alumnos han vivido la crisis económica y saben que la situación es muy complicada, por lo que ven con más claridad que una salida posible es crear su propia empresa", añade este especialista que destaca además como una de las ventajas de estos jóvenes el ser nativos digitales. “La tecnología les ha castigado porque ha eliminado muchos de los trabajos más básicos pero al mismo tiempo les facilita las tramitaciones para crear su propio negocio”, según el investigador.

Además de la empresa propia o el funcionariado, el 22,6% se ve trabajando en una multinacional en un horizonte de cinco a 10 años, el 11% en una pyme mientras el 14,4% se muestra todavía indeciso. Apenas el 1% aspira a continuar con el negocio familiar y el 3,4% se ve en el futuro como autónomo o freelance.

Los chicos son algo más emprendedores que las chicas (50,6% frente a 49,9%). La mayoría de los que están dispuestos a labrarse su propio futuro estudiaron sus primeros años en un colegio público (62,5%). También son mayoritarios los que provienen de una universidad pública (nueve de cada 10 encuestados, un 88%). Son más proclives a emprender los que tienen el ejemplo en casa, con uno de sus progenitores autónomos o empresarios y los que están ya acabando la carrera, en cuarto o quinto curso, y ven más cerca el mercado laboral.

"Es cierto que el origen predispone pero no condiciona. Hay gente creando empresas en todos los sectores. No creo que encuentres un solo aula en toda España en la que no haya al menos un universitario pensando en montar un negocio", asegura Michavila.

Los sectores preferidos para emprender son servicios profesionales (16,2%), marketing, publicidad y diseño (15,2%), ingeniería (11,8%) o comercio al por mayor (11,4%). Y entre las trabas principales que señalan los alumnos están la falta de financiación 875,5%), las trabas administrativas (31%) o la fiscalidad (21,9%).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información