Maroto rescata el debate sobre las primarias en el PP

El líder popular logra aplazar las discusiones sobre su modelo de primarias y hasta sobre cómo y cuándo negociar con otros partidos

El vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, en una imagen de archivo.
El vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, en una imagen de archivo. L. RICO

En el PP no se discute y menos en público sobre su candidatura, sobre los modelos de elección de líderes o las primarias, sobre si se debió negociar contra otros partidos la investidura ni tampoco sobre si el Parlamento elegido el 20-D debía ejercer el control democrático a su Gobierno en funciones estos cuatro meses. Mariano Rajoy no ha permitido que floreciesen esos debates internos en el PP, que existen y al máximo nivel, por ejemplo entre los nuevos vicesecretarios, y menos aún lo consentirá ahora, a dos meses de las elecciones del 26-J.

Más información
Análisis | La segunda victoria de Rajoy
Rajoy: “Me siento como si estuviera a mitad de tarea”
El PP deja la puerta abierta a pactos tras el 26-J con Ciudadanos y el PSOE
Rajoy escoge su lema de campaña: “Ciudadanos se entregó al PSOE”
El diván del PP y la sucesión de Rajoy

Mariano Rajoy ya es el candidato oficial del PP a las elecciones generales del 26 de junio, sin necesidad siquiera de ningún debate interno y sin pasar su nombramiento por ningún órgano del partido. El PP tiene convocado un comité ejecutivo nacional para el 3 de mayo pero para seleccionar el comité de campaña y el director de ese órgano, que es una pieza fundamental en este periodo y cuyo nombramiento recaerá de nuevo en su actual jefe de gabinete en La Moncloa, Jorge Moragas, de su máxina confianza.

Rajoy no quiere cambios ni grandes novedades ni, por supuesto, discusiones en el seno del PP en un momento tan crítico en el que se juega cómo poner fin a su larga carrera de casi 40 años en todos los escalones de la política. Por eso cuando se le pregunta estos días si alguna vez ha pensado en retirarse, dar un paso a un lado o se inquiere sobre si alguien en el PP se lo ha llegado a plantear asegura entre tajante y sorprendido que no, como si esa hipótesis estuviera fuera de lugar.

El debate sobre su liderazgo no se ha producido en el PP porque el asunto está aparcado a la espera de resolver ahora la gobernabilidad del país y el futuro a corto plazo de Rajoy. Pero en el PP no solo son crecientes las voces que abogan por renovar sus métodos, fórmulas internas y sus sistemas de elección de líderes sino que se han convertido ya en mayoritarias las opiniones a favor de estudiar algún modelo incluso muy parecido a las primarias para próximas citas electorales.

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, que se ha convertido en la conciencia crítica oficial de la nueva dirección, resucitó el martes durante una entrevista en el programa Hoy por Hoy de la Cadena SER el asunto pendiente de cómo se eligen ahora los principales cargos en su partido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Participación

Maroto abogó por adecuarse a los tiempos y sobre unas primarias en el PP antes del 26-J matizó: “Me gustaría que hubiese un proceso de selección del presidente del partido o de la presidenta del partido, de los candidatos, de las candidatas, de los contenidos, que ese es mi trabajo en el partido. Todo eso me gustaría que se decidiese con los máximos niveles de participación posible. Creo que, como todo en la vida, hay que ir dando pasos. Yo voy a decir sí a dar pasos en materia de participación”.

Pero Maroto y todo el PP asumen que no pueden poner en marcha para el 26-J unas primarias porque sus estatutos no lo contemplan y solo pueden modificarse en un congreso, que se ha pospuesto hasta resolver el actual bloqueo político. Pero tanto entre los vicesecretarios nacionales como en la mayoría de los máximos dirigentes territoriales ha calado la idea de que ese método se impondrá tras el próximo congreso.

Es la posición que han defendido en Madrid por ejemplo tanto la actual presidenta de la gestora que dirige transitoriamente el partido, Cristina Cifuentes, como su antecesora, Esperanza Aguirre, que ya en el polémico congreso de Valencia en 2008 impulsó una ponencia de una persona de su máxima confianza, Íñigo Henriquez de Luna, para que se tratara el tema de las primarias. Varios responsables territoriales, como Alberto Ñúñez Feijóo en Galicia, y los dirigentes en País Vasco o Baleares, han puesto en práctica sistemas similares a las primarias para sus elecciones regionales.

La de la elección de cargos internos no es la única discusión postergada en el PP. Javier Maroto reveló el martes en la SER que había discutido con Rajoy también sobre la necesidad de haber hecho algo más en estos cuatro meses en los que ni se ha presentado a la investidura ni ha querido negociar en serio con otros partidos. El dirigente popular y alguno de sus compañeros le propusieron a Rajoy en un comité de dirección, tras las investiduras frustradas de Pedro Sánchez, iniciar contactos oficiales con los equipos negociadores de Ciudadanos y de otras fuerzas. Rajoy argumentó que no tenía sentido esa negociación sin los apoyos imprescindibles del PSOE y al parecer les convenció.

Dirigentes del grupo parlamentario y ministros le hicieron llegar a Rajoy la necesidad de no obviar el control al Gobierno del Parlamento en estos meses. Sin ningún éxito. La tesis de no acudir al Congreso, esgrimida por Soraya Sáenz de Santamaría y su equipo de letrados, se impuso.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS