Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “Me siento como si estuviera a mitad de tarea”

El líder del PP solo admite que ante la campaña del 26-J debe corregir el error de no haber podido hablar ni dialogar nada con el PSOE

Elecciones 2016.  Comparecencia de Rajoy tras su reunión con el Rey.

El líder del PP, Mariano Rajoy, se presenta incluso más reafirmado: “Me siento como si estuviera a mitad de tarea”. Cree que todo lo que ha pasado en estos cuatro meses de negociaciones infructuosas para lograr un Gobierno alternativo al suyo revalida sus razones y argumentos para no intentarlo siquiera. Rajoy volvió a explicarle al Rey por tercera vez que no tiene los votos para pretender la investidura. Solo piensa ante el 26-J que debe “corregir” la imposibilidad de dialogar con el PSOE pero de eso culpa a Pedro Sánchez.

Rajoy en estado puro. Esperó su turno en la ronda de contactos con el rey Felipe VI, mantuvo con el monarca una charla de una hora que resumió en que le había hecho saber que no tenía apoyos suficientes para ser candidato a la Presidencia y recordó su repetido discurso de estos meses sobre la bonanza de la gran coalición con el PSOE. Luego se despidió rápido de los periodistas mirando el reloj y los escasos minutos que quedaban para que empezara el partido de Champions entre el Manchester City y el Real Madrid. Trámite resuelto y para casa.

Los mensajes que el presidente en funciones y líder del PP se reservó para comparecer tras terminar la tercera ronda de contactos políticos con el Rey fueron idénticos a los que expresó el 21 de diciembre tras el comité ejecutivo que convocó en el partido para analizar los resultados electorales. Para Rajoy no ha cambiado nada en este tiempo y pretende que nada varíe tampoco ahora ya para encarar la repetición de la campaña.

El líder popular confirmó así que para el 26-J apenas se tocará el programa electoral confeccionado para el 20-D y por supuesto ratificó que ni se planteó nunca retirarse como cabeza de cartel ni nadie en su partido se lo había requerido. Ahí agradeció al PP los momentos difíciles vividos y que haya domesticado la ansiedad para tener claros los objetivos.

Rajoy sigue creyendo en las virtudes de la gran coalición con el PSOE, y si hace el caso incluso con Ciudadanos, para sumar más de 200 diputados (en concreto, 253 de los 350 presentes en el Congreso) y poner en marcha las grandes reformas para mucho tiempo que el país necesita y que enviarían un buen mensaje hacia el exterior para crecer y crear empleo. De esa máxima no se mueve. Sostiene que ese sería un gobierno “razonable y coherente” que daría “moderación, estabilidad y tranquilidad”. Todos los intentos de alianzas del PSOE y Sánchez le han parecido muy malos y “un carrusel de ocurrencias”.

El candidato popular solo admitió en genérico que ante la nueva campaña habría que “corregir” la imposibilidad de que PP y PSOE no puedan ni hablar porque le parece que eso “no es normal”. No dijo cómo quiere suavizar ese error. Solo que el diálogo entre las dos grandes formaciones es “el abc de la democracia” y lo que sucede en Europa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información