Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
operación nelson

El juez sospecha que Unicaja pagó a Manos Limpias para desimputar a Medel

Los investigadores creen que el banco malagueño insertó publicidad en medios de Ausbanc como contrapartida por favores judiciales, lo que la entidad niega

Braulio Medel, en un acto de Unicaja en 2012. Ampliar foto
Braulio Medel, en un acto de Unicaja en 2012.

El juez Santiago Pedraz y la Fiscalía de la Audiencia Nacional sospechan que Unicaja pagó al sindicato Manos Limpias, a través de Ausbanc, a cambio de que esa organización pidiera levantar la imputación contra el presidente de la entidad, Braulio Medel, en el caso ERE. Unicaja reconoció este sábado que durante dos décadas ha contratado inserciones publicitarias en medios de Ausbanc pero negó que haya hecho pago alguno para obtener beneficios judiciales para Medel.

La Operación Nelson, en la que han sido detenidos por extorsión el líder del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad, y el presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, ha salpicado a Unicaja. Los investigadores sospechan que la entidad malagueña pagó a Manos Limpias una serie de cantidades a cambio de que el sindicato ultraderechista pidiera que quedara sin efecto la imputación contra su presidente, Braulio Medel, en el caso ERE de corrupción, que se investiga en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla.

Manos Limpias, que ejerce la acusación popular en esa causa, está representado por el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, que es abogado. Braulio Medel fue citado a declarar de oficio por la primera juez instructora del caso ERE, Mercedes Alaya, en junio de 2014 no como presidente de Unicaja sino en su condición de vocal de la agencia IDEA, dependiente de la Junta andaluza y que supuestamente aprobó ayudas ilegales.

En aquella ocasión, Medel se acogió a su derecho a no declarar y recurrió la citación judicial como imputado. La Audiencia Provincial de Sevilla desestimó en octubre de 2015 la petición. En febrero de 2016, Medel acudió, a petición propia, a declarar como investigado ante el nuevo instructor del caso ERE, Álvaro Martín. Tras su paso por el juzgado, Manos Limpias anunció en un comunicado que toda la responsabilidad de las ayudas irregulares correspondía a los consejeros de Empleo de la Junta y que estudiaba pedir el archivo de la causa contra el presidente de Unicaja, lo que finalmente hizo por escrito.

Fuentes judiciales sostienen que este cambio de actitud de Manos Limpias, que hasta entonces acusaba a Medel, obedece a una contraprestación económica. En concreto, creen que Pineda pidió la desimputación de Medel a cambio de pagos que se realizaban a través de inserciones publicitarias en medios de Ausbanc.

La entidad malagueña negó este sábado en un comunicado cualquier pago para lograr beneficios procesales. “Unicaja Banco no ha mantenido nunca ningún tipo de relación de servicios con el sindicato Manos Limpias, ni, en consecuencia, ha realizado a este pago alguno”, comienza la nota.

La entidad malagueña reconoce que “viene contratando, desde hace más de dos décadas, servicios publicitarios con medios del grupo Ausbanc”. Ello, asegura Unicaja, “no tiene nada de singular”, puesto que “así lo vienen haciendo también, salvo alguna excepción, la práctica totalidad de las principales entidades financieras españolas”.

Escrito “insólito”

Unicaja recuerda que, después de que Manos Limpias, a través de Pineda, presentara un escrito “insólito” pidiendo la desimputación de Medel, la defensa de este pidió al juez del caso ERE, Álvaro Martín, “que no se diera trámite a tal petición” del sindicato ultraderechista. En su escrito, Medel sostenía que su defensa la ejercía él mismo a través de su abogado y que cuando llegara “el momento procesal oportuno”, con el fin de las declaraciones del caso ERE, “cursaría la oportuna petición de archivo”. Esto, afirma Unicaja, “se comunicó al Juzgado, a la Fiscalía y a las demás partes de la causa, entre otras cosas, para evitar cualquier tipo de mala interpretación que las maniobras procesales de Manos Limpias pudieran propiciar”.

Unicaja subraya en su comunicado que la investigación sobre Medel en el caso ERE no afecta “en absoluto” a su “idoneidad” para presidir la entidad malagueña. Medel abandonará la presidencia del banco el próximo 30 de junio para, a partir de esa fecha, presidir exclusivamente el patronato de la Fundación Bancaria Unicaja. Según la entidad, esta decisión, ya comunicada, deriva “exclusivamente” de la imposibilidad por ley de simultanear cargos en ambas instituciones, como ha hecho hasta ahora, y no tiene “ni la más remota relación” con el caso ERE.