_
_
_
_

Podemos cerró el pasado 2 de abril el censo para votar

Los inscritos en la web de la formación, unas 393.000 personas, tendrán derecho a voto en el referéndum sobre el apoyo al acuerdo del PSOE y Ciudadanos

Francesco Manetto
Asamblea de Podemos en Sabadell, en noviembre de 2014.
Asamblea de Podemos en Sabadell, en noviembre de 2014.MASSIMILIANO MINOCRI

Podemos cerró el pasado 2 de abril el censo válido para participar en el referéndum convocado entre sus simpatizantes sobre el apoyo al acuerdo del PSOE y Ciudadanos. Los inscritos en la web de la formación hasta el pasado sábado, unas 393.000 personas, tendrán derecho a voto. Los que decidieron darse de alta a partir de ese momento, unos 2.000 usuarios, podrán pronunciarse en las próximas votaciones, pero no en esta, que se celebra del 14 al 16 de abril por internet.

Más información
Podemos consultará a las bases sobre su apoyo al pacto Sánchez-Rivera
Rivera: “Si el PP no baja a negociar, iremos a nuevas elecciones”
El PSOE: “Iglesias no quería el acuerdo y trabaja para que no haya cambio”

El 2 de abril el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reunión en la sede central del partido al consejo ciudadano, máximo órgano de dirección entre asambleas. En ese cónclave, que ratificó el nombramiento de Pablo Echenique como nuevo secretario de Organización, Iglesias anunció a los suyos que los simpatizantes de la formación tendrían la última palabra sobre la votación en una eventual sesión de investidura del líder socialista, Pedro Sánchez. “Creo que una cuestión tan crucial como esta la tiene que decidir la gente. Los inscritos en Podemos tienen que tener la última palabra sobre cuál sea nuestra posición”, afirmó. Esa misma mañana, los responsables de participación del partido cerraron el censo válido para votar en esa consulta, como ya ha ocurrido en anteriores referendos internos.

Podemos hizo de la participación de las bases una de sus señas de identidad desde su nacimiento, hace poco más de dos años. Los simpatizantes, que no pagan cuotas de militante como en las formaciones tradicionales, aumentaron de forma exponencial hasta el pasado verano. Después, las inscripciones comenzaron a estancarse. La participación, además, ha ido disminuyendo progresivamente desde la asamblea de Vistalegre de octubre de 2014, el congreso fundacional de partido que eligió a la dirección actual y avaló la estrategia política seguida por Podemos hasta hoy.

Ya en esa ocasión, participación fue baja. Iglesias y su lista para el consejo ciudadano resultaron elegidos por alrededor de 95.000, lo que suponía el 88,6% de los 107.000 votos emitidos. En ese momento, Podemos ya contaba con 250.000 inscritos. Es decir, votaron menos del 50% de los simpatizantes. Una votación más reciente, la que el pasado verano eligió las listas al Congreso de los Diputados, a falta de los candidatos independientes, solo registró la participación de cerca 60.000 simpatizantes, el 16% del censo con derecho a participar.

Censo inactivo

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La dirección de Podemos siempre ha justificado la baja participación esgrimiendo el argumento de que las votaciones pueden ser complejas y el procedimiento algo aparatoso. En cualquier caso, sus responsables han manifestado en varias ocasiones que debería revisarse el censo ante la multitud de usuarios inactivos.

“Lógicamente habrá un cierre del censo”, señaló el viernes Iglesias en su comparecencia sin pronunciarse sobre los detalles del referéndum, cuyos resultados se conocerán el 18 de abril. El recuento de los votos siempre ha sido gestionado por una organización externa especializada en consultas online, AgoraVoting. En cualquier caso, Echenique, sustituto de Sergio Pascual al frente de la secretaría de Organización, deberá afrontar entre las tareas pendientes la gestión de los inscritos en la web del partido. El propio Echenique, acompañado de Pablo Iglesias, comenzará previsiblemente este sábado la campaña interna para animar a las bases a participar en el referéndum.

El secretario general de Podemos y el exeurodiputado participan en Barcelona en un encuentro con los círculos de Cataluña, que son precisamente las agrupaciones de simpatizantes a las que Echenique quiere dar una nueva vida en la que se considera como nueva etapa de la actividad interna del partido. Mientras tanto, Íñigo Errejón, portavoz en el Congreso de los Diputados, intervendrá en una reunión interparlamentaria de Podemos en el Parlamento de Navarra.

En Comú Podem también se plantea una consulta

El referéndum interno anunciado el viernes por Pablo Iglesias sobre el apoyo al pacto entre el PSOE y Ciudadanos se enfrenta a una anomalía. El grupo parlamentario de Podemos, con 65 diputados, cuenta con dos agrupaciones territoriales: una catalana, En Comú Podem (12 escaños) y otra gallega, En Marea (6).

Estas agrupaciones se presentaron a las elecciones como alianzas entre Podemos y otras fuerzas. En Cataluña el partido de Pablo Iglesias se unió a Barcelona en Comú, la plataforma de Ada Colau, Esquerra Unida e ICV. Se trata, por tanto, de candidaturas sin militancia tradicional y con bases heterogéneas. El viernes, su portavoz, Xavier Domènech, se mostró favorable, en declaraciones en el Congreso, a que los simpatizantes de En Comú Podem también se pronuncien sobre el sentido final de su voto en una hipotética sesión de investidura de Pedro Sánchez.

Domènech afirmó que apoya la decisión de la dirección de Podemos y que los órganos internos de En Comú Podem, una organización que Colau quiere convertir en partido político, analizarán esa posibilidad. Precisamente el lunes la alcaldesa de Barcelona viajará a Madrid para participar en un desayuno informativo.

Sobre la firma

Francesco Manetto
Es editor de EL PAÍS América. Empezó a trabajar en EL PAÍS en 2006 tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_