El PSOE y Ciudadanos chocan en la paralización de la LOMCE

La proposición de ley del PSOE para frenar la reforma educativa sale adelante con la abstención del partido de Rivera y la negativa en solitario del PP

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en el primer banco, durante el pleno celebrado este martes.ULY MARTÍN (atlas)

El Congreso ha abierto el camino para una nueva ley educativa. La propuesta de ley del PSOE para paralizar la LOMCE ha obtenido este martes respaldo suficiente, aunque los socialistas no convencieron a sus socios de un hipotético gobierno. Ciudadanos se ha abstenido, Podemos aprovecha para destacar su cercanía con los socialistas y el PP se ha quedado solo en su negativa, como ya le ocurrió al tramitar la ley. La medida, más simbólica que efectiva, es un primer paso.

PSOE y Ciudadanos, posibles socios en un hipotético Gobierno, han votado de manera diferente en la primera proposición de ley que se tramita en pleno del nuevo Congreso. Los socialistas lograron que el pleno acepte tramitar una proposición para paralizar la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), con el único voto en contra del PP, la abstención de Ciudadanos y el apoyo del resto de grupos.

Más información

Una iniciativa simbólica

La iniciativa pide paralizar una de las leyes más emblemáticas y discutidas del Gobierno de Mariano Rajoy, que salió adelante en 2013 solo con los votos del PP. Ha salido aprobada con 186 votos a favor, 102 contrarios y 41 abstenciones (los 40 de los diputados de Ciudadanos más un voto de un parlamentario del PP, que lo ha emitido por error según su formación). Se tramitará pero es imposible reglamentariamente que pueda culminar su aprobación en las dos cámaras antes del 2 de mayo y, por tanto, es imposible que se paralice si antes no hay un nuevo Gobierno. Y además, el PP incluyó el calendario de aplicación dentro de la normativa, otro aspecto que complica su freno.

Ciudadanos apoyó hace una semana en el Senado una iniciativa para paralizar la LOMCE y así consta en el pacto suscrito con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez. Sin embargo, los diputados de Ciudadanos ayer se abstuvieron por entender que antes de paralizar una ley educativa es necesario avanzar en un pacto educativo que dé lugar a otra y evitar un vacío legal. “Parar y derogar es ir para atrás”, defendió ayer en la tribuna el diputado de Ciudadanos, Antonio Roldán. La proposición de ley del PSOE incluye que la paralización es “el paso prioritario” para comenzar a reconstruir “un acuerdo común” entre la comunidad educativa, los interlocutores sociales y las fuerzas políticas.

“No se trata de volver a la LOGSE o a la LOE [anteriores leyes educativas socialistas], pero comprenderán que tampoco nos conformemos con la LOMCE de las reválidas y los rezos”, ha defendido el diputado socialista Rafael Simancas. Las evaluaciones externas que contempla la LOMCE, que los alumnos deben aprobar para obtener el título al finalizar secundaria y bachillerato, fueron también ayer uno de los puntos más controvertidos y criticados por los grupos políticos, igual que el carácter evaluable de la asignatura de Religión.

PSOE y Ciudadanos niegan que el desencuentro en una votación afecte a su pacto, aunque los socialistas mostraron su sorpresa por la posición del partido de Albert Rivera. Esta discrepancia fue aprovechada por Podemos. “Esta postura es más cercana entre Podemos y el Partido Socialista que la de Ciudadanos. Esperemos que lo recordéis”, señaló Ione Belarra, diputada del partido de Iglesias, que ayer acudió al Congreso con la camiseta reivindicativa de la Marea Verde, el movimiento ciudadano contra los recortes educativos.

Los partidos que respaldan la iniciativa socialista no lo han hecho como un cheque en blanco. IU, Compromís o Esquerra Republicana recordaron al PSOE que la propuesta conjunta que firmaron la mayoría de los partidos de la oposición en 2013, cuando se aprobó la LOMCE, fue para derogarla y no solo para paralizar el calendario de implantación.

Desde Unidad Popular (IU-UP), Sol Sánchez, que también llevaba la camiseta de la Marea Verde ha advertido al PSOE de su "primer incumplimiento" parlamentario al no plantear la derogación "absoluta" de la norma. Señaló que esta iniciativa no suponga "una deriva hacia tiempos pasados".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción