Siete de cada diez padres piden ayuda a sus hijos para usar el móvil

Los progenitores creen que las nuevas tecnologías han disminuido la comunicación con sus hijos

Imagen de archivo de una joven con un teléfono móvil.Foto: atlas | Vídeo: T.Gamo

Siete de cada diez padres piden ayuda a sus hijos para usar el teléfono móvil y cuatro de cada diez acuden a ellos para navegar en Internet o utilizar el ordenador. La mayoría de los progenitores considera que, en los últimos años, el uso de las nuevas tecnologías ha ocasionado un impacto negativo en la comunicación entre padres e hijos, ha entorpecido las relaciones de pareja y ha aumentado los conflictos familiares, según la encuesta que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este martes.

Más información
La brecha digital se reduce en 2015: crecen los usuarios de 55 a 64 años
“Nos indignamos con el FBI por un móvil, pero Facebook sabe tu vida”
¿Por qué hay personas más enganchadas al móvil que otras?

Prácticamente nueve de cada diez padres reconocen que las nuevas tecnologías han cambiado mucho o bastante la vida cotidiana de las familias y creen, además, que los jóvenes "tienen dependencia". Sin embargo, y aunque casi la misma proporción señala que "es un problema para la educación en la familia", la mayoría también admite que su influencia es "inevitable".

La edad que los padres consideran más apropiada para empezar a usar las nuevas tecnologías no coincide con lo que sucede en la práctica. Por ejemplo, el 40% de los progenitores cree que sus hijos deben tener acceso a las redes sociales —como Facebook o Twitter— entre los 16 y los 18 años; el 39,6%, entre los 12 y 15. Sin embargo, cuando se les pregunta a partir de qué edad sus hijos comenzaron a usar estas herramientas, la mayoría —concretamente, el 45%— responde que entre los 6 y 11 años.

La mitad de los consultados cree, asimismo, que el uso de Internet debe empezar entre los 12 y los 15 años, pero, en la práctica, comienza entre los 6 y 11. Los principales riesgos que advierten los padres son la difusión de fotografías o vídeos comprometedores (37,7%) y dar demasiada información (22,9%). El 15,6% teme que sus hijos sean acosados u hostigados a cambio de concesiones sexuales.

La mitad de los consultados cree que las nuevas tecnologías aíslan más a quienes las usan, vuelven "más perezosas" a las personas e inciden en el "desperdicio" de tiempo, aunque, asimismo, permiten hacer nuevos amigos o relacionarse con los de siempre y que los familiares que viven lejos estén más comunicados. De hecho, siete de cada diez consultados comparten con sus hijos un grupo de mensajería instantánea y casi la mitad, un grupo en alguna red social.

El CIS, en su encuesta de marzo, ha estudiado la opinión de los españoles acerca del uso y la influencia de Internet, el móvil o las redes sociales en su vida y en la de sus familias. El sondeo se ha confeccionado a partir de 2.467 entrevistas personales. ¿Cuál es el perfil de los encuestados? El 91,9% usa el móvil y el 72,1%, WhatsApp u otras aplicaciones de mensajería instantánea. De hecho, el 44,3% declara utilizar WhatsApp continuamente, una cifra que baja al 32,5% en el caso del teléfono.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

A. Torres Reyes

Redactora de la Mesa Digital de EL PAÍS. También ha trabajado en la sección de España y en la Edición de América. Antes fue reportera en el diario ‘El Universo’ y en Radio City, en Ecuador. Es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil y máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS