Rivera espera abrir las negociaciones con Podemos y el PSOE la próxima semana

Ciudadanos, que trabaja con el PSOE, intenta que el PP se sume a una mesa de negociación paralela

Rivera atiende a una televisión en la sala de prensa del Congreso.FOTO: L. SEVILLANO / VÍDEO: ATLAS (atlas)
Más información
El déficit provoca advertencias de Ciudadanos y el PSOE a Podemos
Sánchez llamó a Rivera por teléfono para informarle del contenido de la entrevista con Iglesias
Rivera prefiere elecciones antes de que Podemos llegue al poder
Iglesias renuncia a su vicepresidencia si el PSOE rompe con Rivera

Albert Rivera aspira a que Ciudadanos y el PSOE negocien con el PP y Podemos desde inicios de la próxima semana en dos mesas paralelas. Que ese proyecto cristalice en un Ejecutivo se ve, sin embargo, extremadamente dificultado por dos circunstancias: por un lado, el partido de Mariano Rajoy solo quiere dialogar sobre la presidencia de su propio candidato y, por otro, las relaciones con la formación emergente son cada vez más tensas. El líder de Ciudadanos ha reiterado este viernes su oposición a integrarse en un Gobierno de Pedro Sánchez en el que también esté Pablo Iglesias y, durante una entrevista en la Cadena SER, ha adelantado que espera que las conversaciones para formar Gobierno culminen en las próximas dos semanas y que no se apuren los plazos.

"Calculo que el 24 o el 25 de abril es el dead line, la salida, el fin de este camino", ha enunciado Rivera sobre las fechas que marcan el límite para evitar que se convoquen nuevas elecciones para el 26 de junio. "A los españoles nos gusta apurar los plazos, pero no pasa nada si terminamos antes. Me gustaría que en dos semanas esto se resolviera", ha añadido, en referencia a los dos días de antelación con los que debe ser convocado el pleno de investidura. Si hasta el 2 de mayo no hay un nuevo presidente, habrá elecciones.

El PSOE y Ciudadanos están unidos por un pacto de Gobierno. Los dos partidos defienden la vigencia de ese acuerdo y que debe estar en el centro de las negociaciones para unir a una tercera formación y obtener así los votos necesarios para que Sánchez llegue a La Moncloa. Si el PSOE y Ciudadanos logran sentarse la próxima semana con Podemos, solo aceptarán matices y nuevas aportaciones a ese documento, no enmiendas en sus puntos clave.

"Si alguien va a venir a dinamitar el acuerdo o desnaturalizarlo, no tiene sentido", ha dicho Rivera, que ha defendido la solidez de su vínculo con Sánchez sin esconder que sigue considerando posible que el PSOE rompa el acuerdo y se una a Podemos y al PNV para formar Gobierno. En ese caso, ha dicho el líder de Ciudadanos, su partido estará en la oposición y votará en contra. No renuncia, en cualquier caso, a negociar su apoyo ley a ley si la legislatura echa a andar con esos partidos como sustento del Ejecutivo.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS