Sánchez llamó a Rivera por teléfono para informarle del contenido de la entrevista con Iglesias

Ciudadanos: "Lo que los partidos no hablemos ahora lo tendremos que hablar en septiembre"

Pedro Sánchez y Albert Rivera, durante una reunión.
Pedro Sánchez y Albert Rivera, durante una reunión. JuanJo Martín (EFE)
Más información
Rivera prefiere elecciones antes de que Podemos llegue al poder
Ciudadanos marca los límites del diálogo entre el PSOE y Podemos
CC OO apuesta por un pacto entre el PSOE, Ciudadanos y Podemos
La cita con Podemos consolida la unión del PSOE y Ciudadanos

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tiene toda la información del contenido de la reunión que el miércoles celebraron los secretarios generales del PSOE, Pedro Sánchez, y de Podemos, Pablo Iglesias. Las fuentes consultadas señalan que, el mismo miércoles, el líder de los socialistas transmitió por teléfono al presidente de Ciudadanos sus impresiones respecto "al cambio de actitud" de Iglesias. Un cambio que entraña su disposición a sentarse en una mesa de negociación en la que esté Ciudadanos. No obstante, uno y otro se mostraron cautelosos con respecto hasta dónde puede llegar ese cambio que vislumbran en Podemos.

Tal y como están ahora los postulados de cada uno, tanto el PSOE como Ciudadanos encuentran muchas dificultades para poner aunar posiciones con Podemos, si bien reconocen que este partido parece dispuesto a rebajar sus exigencias en materia económica y fiscal.

"¿Hasta dónde?". Esta es la pregunta que Sánchez y Rivera se hicieron en privado y la que este último ha formulado en la mañana de este jueves durante una entrevista en el programa Más de Uno de Onda Cero. "Si Pablo Iglesias, por lo que le dicen sus encuestas, o por la crisis de su partido, o por las razones que sean, está de acuerdo en que salga un Gobierno reformista, pues adelante", ha declarado el líder de la formación naranja, que ha invitado al secretario general del otro partido emergente a que "se siente a negociar y enmiende cinco, diez, o las propuestas que estime sobre las 200 medidas acordadas por el PSOE y Ciudadanos".

Rivera incluso ha enunciado las renuncias que cree que debería asumir Podemos para poder incorporarse al pacto que le une a él con Sánchez. Entre otras, "renuncia a su modelo territorial de ruptura o a la subida fiscal". "Que sea Podemos quien diga qué cosas no le gustan del acuerdo", ha insistido.

Apela al Partido Popular

La apelación a que "se sienten a negociar" es una constante de Rivera y de Sánchez. El primero la dirige al PP, y con menos intensidad a Podemos; y el segundo, solo a este último partido. Podemos, tras la reunión entre Sánchez e Iglesias, parece que sí se va a sentar a la mesa, pero Rajoy "no envía a su equipo a negociar", se ha quejado Rivera.

"Lo que no hablemos ahora, hoy, lo tendremos que hablar en septiembre", ha advertido, advirtiendo de que una repetición de las elecciones acabará por arrojar un resultado parecido al actual. En eso le ha secundado en la mañana de este jueves Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario de Ciudadanos. "Queremos que el PP se implique", ha dicho. "Cuando uno dice que las vías están muertas, a lo mejor está perdiendo una oportunidad".

Ciudadanos sigue cerrando la puerta a Mariano Rajoy, al que no considera el político idóneo para liderar el próximo Gobierno por los casos de corrupción que afectan a su formación. Sin embargo, tras el acercamiento entre el PSOE y Podemos también ha recobrado fuerza el llamamiento de Ciudadanos para que el PP se incorpore a las negociaciones. Esa petición, según repiten todos los dirigentes de la formación emergente, tiene una base matemática. El PP tiene mayoría absoluta en el Senado, lo que le da capacidad de bloqueo en una hipotética reforma constitucional o en ajustes presupuestarios. Además, es el partido con más diputados en el Congreso (122), lo que le permitiría presionar a un Ejecutivo en minoría. El presidente de Ciudadanos aspira a que la próxima legislatura sea la de las grandes reformas y sabe que con los 131 votos que suman PSOE, Ciudadanos y Coalición Canaria no alcanza para eso, por mucho que Podemos facilite la investidura de Sánchez absteniéndose en la votación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS