_
_
_
_

Iglesias rechaza una “operación menina”para investir a Santamaría

El líder de Podemos cree que el Gobierno prepara un plan "para llegar a un pacto con Rivera”

Foto: atlas | Vídeo: atlas
Francesco Manetto

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El candidato de Podemos a La Moncloa, Pablo Iglesias, cree que el Gobierno ha puesto en marcha una “operación menina” para que tras las elecciones del 20 de diciembre sea investida la actual número dos del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, “para llegar a un pacto con Albert Rivera”, presidente de Ciudadanos. Iglesias se ha dirigido desde Málaga, donde ha participado en un acto sobre corrupción, a la veterana dirigente popular Celia Villalobos, vicepresidenta del Congreso de los Diputados, con la que el pasado jueves protagonizó un rifirrafe durante una visita a la Cámara baja. “Da la impresión, Celia, de que la gente ya está cansada de los casos de corrupción. Tomamos los cafés que quieras, pero nosotros a los corruptos les vamos a llamar corruptos a la cara”.

Más información
Iglesias apela al espíritu de 1812 para reformar la Constitución
Iglesias dice que defenderá sus principios frente a las encuestas

Para el líder de la formación emergente, “hablar de España” quiere decir hablar de los problemas de España como la corrupción. Y, en su opinión, “en esta campaña nadie habla de España”. “Me da la sensación de que en Génova no queda incorrupto ni el brazo de Santa Teresa”, ha dicho, en referencia a la sede del PP. “Ellos”, ha clamado, “son los antisistema”. “Los fontaneros, los taxistas y los trabajadores de mi país no son corruptos, ustedes, sí”, ha proseguido.

Iglesias ha criticado la estrategia de campaña de sus adversarios. “No crean ustedes en las promesas de los políticos. Crean ustedes en las garantías”, ha afirmado sobre la reforma de la Constitución que plantea su partido, y que incluye un apartado que contempla blindar en el texto constitucional fórmulas de lucha contra la corrupción como la eliminación de las llamadas puertas giratorias. “Nosotros decimos, a la Constitución la prohibición de las puertas giratorias, y así se te quita el problema, Pedro Sánchez”, ha señalado sugiriendo al secretario general del PSOE que esa es la manera de solucionar el problema “de raíz”.

Los dirigentes y candidatos de la formación emergente han cargado, además, contra la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) que entra en vigor mañana. La juez Victoria Rosell, número uno de Podemos por Las Palmas y ex portavoz adjunta de Jueces para la Democracia, Rafael Mayoral y Alberto Montero rechazan que esta “ley Berlusconi” limite los tiempos de investigación de los casos de corrupción. “Investigar la corrupción se paga muy caro”, ha señalado Rosell. “Estamos hablando de perseguir a la gente, avergonzarlos. He visto inspectores de la policía judicial que investigaron conmigo patrullando la ciudad en coches Zeta”. “Sistema es el Estado, social, democrático y de derecho. Antisistema son los que vulneran el Estado social, democrático y de derecho”, ha enfatizado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Sobre la firma

Francesco Manetto
Es editor de EL PAÍS América. Empezó a trabajar en EL PAÍS en 2006 tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_