Elecciones generales

Los candidatos a presidente no son de ninguna parte

Los expertos en comunicación recomiendan a los líderes no usar en exceso su origen social cuando la campaña llega a su fin

Mariano Rajoy tenía 14 años cuando su familia volvió a Pontevedra tras vivir en León y otras zonas de Galicia. De esa pequeña capital de provincias (82.000 habitantes) se siente el presidente del Gobierno. Y sin embargo, en estos días en los que tiene que conquistar al gran público, pocas veces mencionará sus orígenes. Ahora, la lucha de Rajoy y sus contrincantes políticos es para intentar meterse en el bolsillo a los indecisos y con ese propósito deben homogeneizar sus discursos para que se identifiquen con ellos el máximo número de votantes.

"Decir de dónde eres, por ejemplo, sirve para las distancia cortas; para el gran público no tanto", resume Fran Carrillo, de La Fábrica de Discursos, una empresa que asesora a partidos políticos. "Si un candidato va a un barrio humilde, y es de origen humilde, sí lo mencionará para que la gente se identifique con él. Pero en la recta final, como estamos ahora mismo, no le ayudará". El experto señala que durante la campaña de Obama, este recorrió Estados Unidos usando la identificación con sus interlocutores como arma. "Según con qué grupo de la población hablara, buscaba un punto de unión", dice Carrillo. "Ante los obreros decía 'yo trabajé con obreros'. Ante inmigrantes, 'yo soy inmigrante'. Ante empresarios, 'yo soy empresario'. Pero eso solo sirve en contextos muy significativos. En la recta final, también tuvo que apelar a las mayorías".

Pinche sobre el gráfico para saber más de los barrios de cada aspirante.
Pinche sobre el gráfico para saber más de los barrios de cada aspirante.

El único candidato que usó su origen en sus discursos al dar el salto a la política es Pablo Iglesias, que aunque nació en Soria, se siente del popular y reivindicativo barrio de Vallecas, en Madrid. Incluso le abrió las puertas de su casa a la presentadora de televisión Ana Rosa Quintana, con la que compartió una tostada con salmorejo de bote en su humilde cocina. "Al principio Iglesias tenía mucho que ganar", dice Juan Quesada, director de la consultora Mosaiq: "demostrar que no pertenecía a 'la casta".

En Portazgo, la zona de Vallecas de donde es Iglesias, la renta media por habitante es de 11.501 euros (en 2013). Es mucha la diferencia con el barrio de Pedro Sánchez, también de Madrid, Cuatro Caminos, con una renta media de 21.330 euros. "Hay muchas Vallecas en muchos puntos de España", dice Quesada. "Es un barrio conocido. Cada persona se puede sentir identificada con la Vallecas de su ciudad. Las mayorías no están en las zonas exclusivas y acomodadas sino en zonas más populares y de clase media".

Pero Vallecas ha dejado de estar tan presente en los discursos de Iglesias. "Para gobernar un país no sirve solo sirve un paisaje", dice Carrillo. "Ahora solo lo saca cuando tiene que hablar del paro, que conoce bien, porque lo ve diariamente a su alrededor". El antropólogo Carmelo Lisón, de la Universidad Complutense, añade otra explicación: "Rajoy se lo está haciendo pagar a Iglesias al avisar a la gente de que tenga cuidado con otros que vienen a experimentar. La respuesta de los votantes puede aguarles la fiesta [a Podemos], pues es posible que ese mensaje acabe teniendo más eco que beneficios para ellos".

En estos momentos, los candidatos tienen que buscar el punto de unión con todos los espectadores. "Los orígenes de cada candidato no condicionan el voto, aunque los asesores sí lo usamos para crear el relato de cada candidato, esencial para empatizar y que conquisten al publico", dice Quesada. "Pero un presidente está con las mayorías, no con las minorías".

Mapa de los candidatos

Tres chicos de barrio contra uno de provincias

Dos de los aspirantes a ganar las elecciones se sienten de Madrid. Pedro Sánchez creció en Cuatro Caminos y Pablo Iglesias se considera de Vallecas, aunque naciese en Soria por circunstancias familiares. Mariano Rajoy, que nació en Santiago de Compostela, dice que es de Pontevedra, y Albert Rivera se declara del barrio en el que creció, la Barceloneta, en pleno centro de Barcelona.

Con este mapa elaborado por la empresa que ayuda a Starbucks a buscar la localización de sus locales, podemos ver las características de cada zona (pinche sobre el mapa para que se despliegue el interface). Así, se puede apreciar la edad de los vecinos de cada candidato. En Pontevedra, en la zona en la que vive Rajoy, un 40% de la población es mayor de 60 años. Eso contrasta con el barrio de Rivera, la Barceloneta, donde solo el 17,8% supera esa edad. Y si nos fijamos en el nivel educativo en cada área, vemos que en el barrio del líder de Ciudadanos poco más del 7% de la población tiene estudios superiores, frente al 31% que dispone de título universitario en Cuatro Caminos, el barrio del aspirante socialista, Pedro Sánchez.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50