Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno no descarta otras medidas contra el yihadismo si son necesarias

El presidente Rajoy y la vicepresidenta abren una nueva ronda de contactos políticos con la oposición para mantener la unidad

Soraya Sáenz de Santamaría y Rajoy Ampliar foto
Santamaría y Rajoy, este viernes, el Consejo de Ministros. EFE

El Gobierno no descarta la adopción de nuevas medidas políticas, penales y operativas desde el punto de vista militar para actuar contra el terrorismo yihadista si así se considera necesario tras finalizar la nueva ronda de contactos que el presidente Mariano Rajoy y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría han abierto con todos los partidos de la oposición y si así lo acuerdan también los socios europeos y de la alianza internacional. Santamaría se ha manifestado dispuesta a que el Ejecutivo valore cualquier alternativa que se considere oportuna tras la intensa jornada de reuniones mantenida esta mañana en La Moncloa, primero con la comisión de evaluación de la amenaza terrorista, luego con el Consejo de Ministros y finalmente con la comisión delegada de asuntos económicos. La vicepresidenta ha desmentido tajantemente que el Gobierno haya ofrecido ya o que el Ejecutivo francés le haya reclamado una mayor presencia de soldados españoles en sus misiones desplegadas en África tras conocer el rechazo explícito del líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el atentado de esta mañana en Malí.

La vicepresidenta del Gobierno ha recordado que la reforma del Código Penal aprobada en las Cortes para incluir las medidas del pacto antiyihadista tuvo el apoyo de más de 290 diputados de la Cámara y se ha mostrado convencida de que ahora cualquier propuesta nueva sobre la lucha antiterrorista también recabaría un apoyo "amplísimo". Santamaría ha valorado que esas medidas ya implantadas han permitido fortalecer "aspectos claves" en la lucha contra el terrorismo como el seguimiento de sus estructuras radicadas en España, la captación y el envío de combatientes, las conexiones con las redes de facilitación de terroristas o el papel de los retornados. Santamaría ensalzó que ese cambio legislativo "muy importante" sitúa a España en la "vanguardia" en legislación antiterrorista.

Tras conocerse las reformas constitucionales y las propuestas legislativas impulsadas ahora, tras los ataques de París, por los Gobiernos de Francia y Bélgica, la vicepresidenta española apuntó su buena disposición a estudiar todas las opciones y aprobarlas si es necesario tras su análisis común entre todos los partidos.

Santamaría ha reafirmado, tras el Consejo de Ministros, la misma tesis que el Gobierno había adelantado esta mañana en un comunicado oficial en el que se desmentía "rotundamente" que se hubiera ofrecido a Francia la opción de relevar a tropas de ese país distribuidas ahora en varias naciones africanas para que pudieran concentrarse en acciones sobre el terreno en Siria o de protección en su propio territorio. La vicepresidenta ha asegurado que ni Francia "ha pedido nada" a España ni el Gobierno español "ha ofrecido nada" a los países que integran la coalición internacional contra Daesh. Y ha reclamado a todos los líderes, políticos y sociales, tranquilidad porque el Gobierno actuará "con prudencia y equilibrio" y tras informar de cada paso a la oposición.

El ministro de Exteriores de España, José Manuel García Margallo, aseguró ayer mismo, primero en un acto en Alicante y por la noche en la cadena 13TV, relacionada con el obispado, que el Ejecutivo español tenía "muchas maneras" de colaborar más con Francia y con la alianza internacional y apuntó esas opciones: "Intercambio de información, apoyo logístico, sustitución de las tropas francesas en alguno de los escenarios donde estamos, Malí y Centroáfrica, para que ellos pudieran liberar tropas y enviarlas a Siria". Interrogada específicamente sobre ese punto, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría eludió el sentido de la pregunta y ratificó que el Gobierno no tiene aún encima de la mesa ni ha estudiado esa variable.

Sáenz de Santamaría ha comentado que precisamente en la búsqueda de la "máxima colaboración y unidad" política interna el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha contactado esta mañana ya con los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Podemos, Pablo Iglesias, y lo ha intentado con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. La propia Santamaría ha tenido la oportunidad de hablar por teléfono con la dirigente de UPyD, Rosa Díez, con el candidato de IU, Alberto Garzón, con el de Unió, Josep Antoni Durán Lleida, y con otros responsables de más partidos. La vicepresidenta ha destacado el clima de "lealtad" que se desprende de esas conversaciones que ha atribuido también a la magnitud del asunto que se está abordando, tras los atentados de París o el de hoy en Malí.

Más información