Detenido un capo británico que vivía en una mansión de la Costa del Sol

La Guardia Civil arresta a Robert Dawes, de 44 años, es uno de los traficantes de droga más famosos de Reino Unido y de los diez más relevantes de Europa

Robert Dawes, británico de 44 años, es uno de los traficantes de droga más famosos de Reino Unido y se encuentra entre los diez más relevantes de Europa. Desde hace tiempo, residía junto a su familia en una mansión de la localidad de Benalmádena (Málaga). La Guardia Civil lo ha detenido este jueves, como publica Diario Sur y han confirmado fuentes oficiales a EL PAÍS. Entre otras técnicas, la banda que supuestamente capitaneaba Dawes, traficaba con droga camuflandola en extintores de incendios que eran transportados en camiones de un país a otro. Dawes tenía una orden de detención europea dictada por las autoridades francesas. La operación se mantiene abierta y fuentes policiales no descartan nuevas detenciones.

Más información
El capo de la mafia china ya fue detenido por Mossos en 2011
Detenido en Madrid un ‘narco’ mexicano que despachó 148 toneladas de cocaína
ncautados 25 millones de euros a la banda de narcos 'Los Miami'
Detenido El Bola, uno de los narcos más buscados por la policía

No es la primera vez que las autoridades españolas colocan los grilletes a Dawes. En 2011, fue extraditado a España desde Dubai (Emiratos Árabes), donde se había refugiado cuatro años antes cuando algunos de sus colaboradores fueron detenidos en el marco de la operación Halbert, en la se identificó a Dawes como el presunto líder de una organización integrada por ciudadanos británicos que se dedicaba a introducir en Europa importantes cantidades de droga y en la que la Guardia Civil había tomado parte. En aquella ocasión, según publica el periódico The Guardian, Dawes fue puesto en libertad tras pasar por la cárcel de Soto del Real (Madrid). Las autoridades británicas tardaron meses en responder a los requerimientos de los juzgados españoles.

En las operaciones contra las bandas que Dawes supuestamente dirigía —antes de emigrar a Dubai—, las autoridades llegaron a intervenir 210 kilogramos de cocaína, 5.700 de hachís, 100 de heroína, cuatro armas, 100.000 euros en efectivo y propiedades valoradas en seis millones de euros. No solo escondían la droga en extintores de incendios, que transportaban en camiones de un país a otro, dentro de Europa, también la camuflaban en palés de carga o en cajas herméticas, como explicó la Guardia Civil en 2011.

Después de que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) registraran este jueves la casa de Dawes, y a la espera de nuevas detenciones, al capo le espera la decisión del juez sobre su permanencia en prisión. Las autoridades francesas también tendrán que mover ficha. Por el momento, el británico ha cambiado su mansión de la Costa de Sol por la cárcel.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS