Un muerto y dos personas muy graves por consumir setas venenosas

En los últimos días han ingresado seis personas intoxicadas por la ingesta de hongos en varios hospitales gallego

Recolección de setas y hongos en Constantina (Sevilla) en 2007.
Recolección de setas y hongos en Constantina (Sevilla) en 2007.David Estrada

El consumo de setas recogidas en los montes gallegos ha provocado una muerte y el ingreso hospitalario de cinco personas más: tres en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y dos en el Clínico de Santiago. Todas son parejas.

En el caso de los ingresados en el hospital vigués permanece en estado muy grave un matrimonio del municipio de O Porriño. La tercera afectada, mujer del único fallecido, se recupera satisfactoriamente. El matrimonio ingresado en Santiago, de Moaña, fue trasladado desde Vigo y podría recibir el alta en los próximos días, según informa Faro de Vigo.

La víctima mortal es un vigués con conocimientos de micología y que habitualmente salía al monte próximo de Saiáns a recoger setas. El martes se preparó un plato a la plancha que su mujer no quiso probar aunque utilizó la misma sartén para hacerse un filete. El grado de toxicidad del hongo provocó igualmente su ingreso hospitalario de urgencia junto a su marido que fallecía horas después.

El otro matrimonio, de O Porriño, se encuentra en estado de máxima gravedad. La pareja, ambos de 60 años, ingirió las setas el fin de semana en Portugal, a donde había acudido de camping. El domingo por la noche, de regreso a su casa, se encontraron mal y achacaron el cuadro de vómitos y diarrea al marisco que habían cenado. Al cabo de unas horas acudieron al centro de salud en donde les alertaron de la posibilidad de la intoxicación por las setas y fueron ingresados de urgencia.

La pareja ingresada en Santiago está fuera de peligro. En este caso, el hombre tiene también conocimientos de micología, lo que le habría dado la confianza para ingerir con su mujer un revuelto de un hongo altamente venenoso, la amanita phalloides, que abunda en los montes gallegos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS