Así nació el 3%

El reproche de Maragall a Mas se produjo el 24 de febrero de 2005, en un pleno en el que el Parlamento catalán abordaba los derrumbes por las obras del metro en el barrio del Carmel

Pasqual Maragall, en el Parlament, en febrero de 2005.Vídeo: El País Vídeo / Carles Ribas

El 24 de febrero de 2005, hace ya diez años, en un pleno extraordinario en el que el Parlamento catalán abordaba los derrumbes ocasionados por las obras del metro en el barrio barcelonés del Carmel, hubo un agrio y premonitorio cruce de acusaciones entre el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y el líder de CiU, Artur Mas. Maragall acusó al anterior Gobierno convergente de cobrar "un 3% de comisión" en la adjudicación de obras. La respuesta inmediata de Mas llegó en forma de amenaza, la de romper las negociaciones sobre el Estatut. Ante ese panorama, el presidente catalán se vio obligado a rectificar su acusación.

Más información
El caso del 3% llega a la adjudicación de obras públicas del Gobierno de Mas
La Fiscalía pedirá prisión para los dos cargos de CDC detenidos por el 3%
Mas: “Convergència y yo somos objeto de caza mayor”
Las empresas investigadas extienden la sombra del 3% por toda Cataluña

La referencia de Maragall "al tres por ciento" en la adjudicación de contratos de obras públicas soliviantó a Mas, que le contestó: "Usted ha perdido completamente los papeles". Y acto seguido le recordó que no olvidara que, en los próximos meses, entre PSC y CiU debían de hacer "cosas muy importantes al servicio de este país", en alusión a la reforma estatutaria. "Para ello es muy necesario que entre ustedes y nosotros siga existiendo un cierto círculo de confianza política, que no es de amistad, de intentar hacer cosas juntos al servicio de nuestro país. Le pediría que no se rompa", añadió. "Pero con su última intervención esto se rompe definitivamente", dijo.

Ante la amenaza de quebrar el consenso para reformar el Estatut, Maragall accedió a "atender la demanda" de Mas, aunque, añadió, "lo hago por una sola razón, que interesa mucho al país, y es que Cataluña tiene de ahora en adelante cosas muy importantes que hacer, y espero de usted y de su grupo que estén en condiciones de cumplir su parte de obligación en los meses que vendrán, en los que se jugará el Estatut de Cataluña, la Constitución Española y, en buena medida, nuestro futuro".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS