Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos promete que ninguna prestación gratuita será de copago

El partido deja abierta la puerta a que las comunidades recurran a este tipo de financiación en los servicios extraordinarios

Luis Garitano (derecha) y Francisco de la Torre (izquierda), miembros del equipo economico de Ciudadanos este miércoles.
Luis Garitano (derecha) y Francisco de la Torre (izquierda), miembros del equipo economico de Ciudadanos este miércoles.

Los dirigentes de Ciudadanos se comprometieron ayer a que ningún servicio de los ahora gratuitos en sanidad y educación pase a ser de pago si de ellos depende, y aseguraron que prefieren que los servicios extraordinarios se financien con impuestos. Sin embargo, el partido dejó abierta la puerta a que las comunidades autónomas recurran a fórmulas de copago para financiar esos servicios extraordinarios, como adelantó EL PAÍS, y no especificó cómo cumpliría con su promesa programática de dotar a las autonomías de “competencias normativas” en ese aspecto.

Luis Garicano, autor del programa económico de la formación, y Francisco de la Torre, que firma el apartado fiscal, explicaron ayer el modelo de financiación autonómica del partido.

“[Proponemos] dotar a las comunidades de competencias normativas sobre un tramo de los principales tributos indirectos, posibilitando la creación de mecanismos de copago para aquellas comunidades que decidieran aumentar los catálogos de servicios”, rezaba el programa electoral con el que la formación concurrió a las catalanas del 27-S. “La regulación de la demanda [en sanidad] no puede basarse en el copago”, decía también ese texto, que en la versión recogida en el apartado “Nuestras ideas” de la web de Ciudadanos concluye con un añadido aparentemente contradictorio: “El copago solo podría ser utilizado como un elemento disuasorio en aquellos pacientes menos graves que tengan la posibilidad de administrar mejor el uso de medicamentos o servicios sanitarios, y se establecería mediante un copago reembolsable”.

Sobre la primera propuesta, Garicano reconoció ayer que en la actualidad ya existen mecanismos para que las comunidades financien servicios no básicos mediante copago. “La propuesta recoge una realidad, la situación de competencias que existen. Me parece que en general existen. Nos aseguraremos de que las tengan”, dijo. Sobre cómo combinar la opción de usar el copago como “elemento disuasorio” con la preferencia anunciada ayer de financiar los servicios vía impuestos, afirmó: “La forma de hacer compatibles las dos ideas es el catálogo gratuito, universal y de calidad; y luego puede haber prestaciones adicionales que pueden estar financiadas de muchas maneras (...) Dejamos la puerta abierta a que las comunidades usen sus competencias [sobre el copago], lo que no es lo mismo a que nosotros les pidamos que lo hagan de esa manera”.

Que Ciudadanos baraje esa opción como posible, aunque ayer especificara que esa no es su apuesta, provocó las críticas de sus rivales políticos, que no entraron en los matices con los que intentaron explicar sus propuestas los expertos de Albert Rivera.

“Son más recortes y desigualdad”, dijo Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. “La solución en España no pasa por más derecha”, argumentó. “La fórmula de Rivera es la fórmula de Rajoy”. Alfonso Alonso, ministro de Sanidad del Gobierno del PP, consideró que el copago es “inaceptable” porque, en su opinión, supone “una sanidad para los pobres y otra para los ricos”.

Tanto Garicano como De la Torre subrayaron que la apuesta de Ciudadanos incluye preservar la educación y la sanidad universales y gratuitas, y dotar a las comunidades de mecanismos (tasas, impuestos, precios públicos o copagos) para financiar, si quieren, cualquier servicio extraordinario.

Ir a más derechos

“No especificaremos [qué se incluye en la cartera] enfermedad por enfermedad”, reconoció Garicano al ser preguntado por cómo recogerá el programa electoral los servicios de la sanidad gratuita. “Hay que ser muy ambiciosos en la sanidad. La cartera sanitaria y la educativa tienen que ser lo más amplias posible”, añadió sin dar más detalles.

¿Habrá algún servicio médico que ahora sea gratuito que deje de serlo? “No”, contestó Garicano. “La finalidad del sistema es el blindaje. La idea es ir siempre a más derechos”, añadió De la Torre.

El partido explicó ayer cómo reestructuraría la financiación de los servicios. “Se hace un catálogo ambicioso que incluye derechos esenciales de todos los españoles y se pagan con un fondo de cohesión con cargo a los impuestos del Estado”, dijo Garicano. “Hay un cálculo del coste y una transferencia a todas a las comunidades. Creemos que deben tener derecho a incrementar sus servicios por encima de este catálogo”. Ciudadanos quiere que ese incremento lo paguen las autonomías con impuestos, pero no descarta que lo hagan con copagos.

Más información