Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE reta a Rajoy a que defienda sus Presupuestos

Pedro Sánchez subirá a la tribuna en el debate de las Cuentas Públicas del próximo martes

Pedro Sanchez y Meritxell Batet en el Debate sobre el tercer rescate a Grecia en el Congreso.
Pedro Sanchez y Meritxell Batet en el Debate sobre el tercer rescate a Grecia en el Congreso.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha decidido asumir el protagonismo de su grupo en el debate de los Presupuestos del próximo martes, el pleno estrella antes de que acabe la legislatura. Sánchez defenderá la enmienda a la totalidad a las cuentas públicas que presentarán los socialistas los próximos días, según fuentes del partido. El PSOE reta a Mariano Rajoy a que haga lo propio con los Presupuestos que han presentado, dado lo “excepcional” de unas cuentas que entrarán en vigor con un nuevo Gobierno.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, da la máxima prioridad al debate de los Presupuestos que celebrará el Congreso el próximo martes. Sánchez, doctor en Economía, ha decidido que será él quien defienda desde la tribuna la enmienda a la totalidad que presentarán los socialistas. El líder del principal partido de la oposición prepara su intervención desde que las cuentas públicas fueron presentadas el pasado 4 de agosto; lo hace con sus más estrechos colaboradores y el responsable de su equipo económico, Jordi Sevilla. Los socialistas desafían al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que sustituya al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y sea él quien asuma la defensa de su proyecto.

“Cuando uno utiliza los Presupuestos de forma tramposa y electoral lo mínimo que tiene que hacer es salir a defenderlos. Esta situación es absolutamente excepcional”, señala César Luena, secretario de Organización del PSOE. “La orden [de la aprobación de las cuentas antes de lo habitual] viene de Rajoy, ¿quién es ahora más jefe de campaña del PP que del Ejecutivo, sino Rajoy? Si estás utilizando las instituciones de forma electoralista lo mínimo es ir al Congreso y defenderlo”, inciden los socialistas.

El ministro de Hacienda es quien tradicionalmente suele asumir en nombre del Gobierno la defensa parlamentaria de las cuentas públicas en el pleno. Pero en el PSOE sostienen que en este caso debe hacerlo Rajoy porque este Presupuesto “no es normal” por las fechas en las que ha sido presentado, en pleno verano, para que pueda estar aprobado antes de que acabe la legislatura.

Se trata de la primera vez que ocurre algo así en democracia, ya que habitualmente las cuentas del año siguiente se presentan en septiembre, cumpliendo el precepto constitucional que asegura que “el Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior”. Cada año, los Presupuestos salen aprobados totalmente hacia el 20 de diciembre. El Gobierno que salga de las urnas en las generales de otoño, sin embargo, tendrá que actuar con las directrices de ese Presupuesto, que entrará en vigor el 1 de enero de 2016 con efectos concretos en gastos y en ingresos del Estado.

El movimiento de Pedro Sánchez al ponerse al frente de su grupo en el debate, en vez de que sea el portavoz económico del PSOE quien lo asuma (Pedro Saura), tiene un precedente.

En octubre de 2002, el entonces secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, subió por sorpresa a la tribuna del pleno del Congreso para defender la enmienda a la totalidad de su grupo a los Presupuestos Generales del Estado para 2003. Tras concluir la defensa del proyecto de ley del Gobierno por parte del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y cuando se esperaba que fuera el secretario de Política Económica del PSOE, Jordi Sevilla, quien tomase la palabra como estaba anunciado, fue Rodríguez Zapatero quien, entre los aplausos de los diputados de su grupo, pidió la palabra. Días antes, Zapatero había desafiado al jefe del Ejecutivo, entonces José María Aznar, a que subiera a la tribuna. Pero no lo hizo.

Los socialistas entienden que los Presupuestos Generales del Estado para 2016 son “irreales” y una “gran trampa” porque esconden un recorte del Estado de bienestar y una privatización de las pensiones, “que es lo que quiere Rajoy”. El debate del próximo martes será el último gran debate de la legislatura, que podría concluir el 20 de octubre para que se celebren las elecciones en diciembre, ya con los Presupuestos aprobados.