Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad la secretaria de Marjaliza tras pagar su fianza de 40.000 euros

La mano derecha del presunto cerebro de la trama Púnica no podrá salir de España

La secretaria y mano derecha del presunto cerebro de la trama Púnica, David Marjaliza, ha salido de prisión al pagar la fianza de 40.000 euros que le impuso el juez del caso Púnica, Eloy Velasco, tras tomarle declaración. Ana Ramírez permanecia en prision desde el pasado octubre.

Según han informado fuentes jurídicas, la imputada tendrá ahora que cumplir con las medidas cautelares impuestas por el juez: comparecencias quincenales en el juzgado y prohibición de salir de España.

Velasco rebajó el pasado martes la prisión incondicional de Ramírez y la transformó a prisión eludible previo pago de fianza. Ramírez había declarado unos días antes ante Velasco durante dos horas y media, aunque el contenido de la comparecencia no trascendió al encontrarse entonces el caso bajo secreto de sumario.

El juez levantó este miércoles el secreto, que se entregará a las partes a partir del próximo lunes, cuando se podría conocer el contenido tanto de la declaración de Ramírez como de Marjaliza, también en prisión por este caso y que compareció hace un mes ante el juez durante un total de 13 horas repartidas en tres días.

Los documentos que se notificarán a las partes engloban informes sobre la trama corrupta y las grabaciones de las declaraciones de algunos del medio centenar de detenidos el pasado octubre en la operación Púnica —de otros ya levantó el secreto—. El juez mantiene todavía bajo secreto una pieza sobre información de imputados facilitada por otros países como Suiza.

La decisión del juez de poner una fianza a Ramírez se produjo un día después de que retirara el pasaporte y prohibiera salir de España al exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid Salvador Victoria, quien se negó a declarar ante el magistrado.

Con la salida de Ramírez de prisión, Marjaliza y el exconsejero madrileño Francisco Granados son los únicos imputados en esta causa que permanecen en prisión por el caso Púnica.

En el caso de Ramírez —imputada por blanqueo, pertenencia a organización criminal y malversación—, la Audiencia Nacional ratificó el pasado enero su prisión por riesgo de destrucción de pruebas, ya que, cuando fue detenida, se encontraron en su domicilio documentos ocultos bajo colchones y detrás de cómodas.

Está considerada la 'mano derecha' de Marjaliza y en el registro de su casa se encontraron ocultos, detrás de cómodas, debajo de los colchones, dentro de una maleta y en bolsas situadas bajo las camas, documentos con correos sobre cuentas de Suiza y Singapur de su jefe.

En esos lugares aparecieron también organigramas de empresas de la red Púnica y contratos privados que, según el juez, ponen de manifiesto la verdadera titularidad de las sociedades de la trama, así como un sobre con diversas divisas y otro con 24.345 euros.

Ramírez ocupó cargos de representación y decisión en ocho de las empresas más relevantes de la trama y figuraba como administradora única en tres sociedades, una de ellas la que gestiona el centro de mayores de Valdemoro y que entre 2008 y 2013 facturó al Ayuntamiento casi 12 millones de euros.

Más información