Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una abogada propuesta por Bildu, nueva consejera de Interior en Navarra

Uxue Barkos será elegida presidenta de Navarra el lunes tras cerrar su gobierno

La abogada de la Coordinadora de Itoiz, María José Beaumont, durante una rueda de prensa en 1991.
La abogada de la Coordinadora de Itoiz, María José Beaumont, durante una rueda de prensa en 1991.

Los cuatro partidos que llevarán el próximo lunes a Uxue Barkos (Geroa Bai) a la presidencia del Gobierno de Navarra han acordado la composición del nuevo Gobierno. La candidata ha insistido en que no quería un ejecutivo de “cuotas de partido”, pero finalmente el nuevo gabinete quedará compuesto por seis personas propuestas por Geroa Bai, uno por Izquierda Ezkerra (IE) y dos por EH Bildu. La coalición abertzale logra que sus candidatos dirijan el departamento de Presidencia, Justicia e Interior y el de Desarrollo Rural y Administración Local.

La primera cartera (Presidencia, Justicia e Interior) será asumida por la abogada María José Beaumont. En este área se encuadra la Policía Foral, la dirección del funcionariado y la administración de Justicia. Beaumont fue durante una década la portavoz y abogada de la Coordinadora de Itoiz, contraria a la construcción de un pantano en la zona pirenaica. La obra contó con un importante rechazo en la zona y también estuvo bajo la amenaza de ETA.

Por su parte, IE ha propuesto al catedrático de Trabajo Social Miguel Laparra como vicepresidente segundo y consejero de Política Social, Empleo y Vivienda, mientras que los candidatos propuestos por Geroa Bai ocuparán las carteras de Salud, Educación, Cultura, Hacienda, la vicepresidencia económica de Industria y Fomento y la Portavocía, de la que dependerá también la Política Lingüística.

Los siete parlamentarios de Podemos apoyarán la investidura y el programa de gobierno de Barkos en el pleno del próximo lunes 20, a pesar de que han mostrado reticencias. No han propuesto nombres en el proceso de conformación del ejecutivo y su líder, Laura Pérez, afirma que están disconformes “tanto con la estructura del gobierno planteada como con las exigencias establecidas en la negociación” por parte de Barkos.

La que será nueva presidenta navarra planteó desde el inicio del proceso negociador su negativa a un gobierno de coalición al uso, con cuotas para cada partido. Por el contrario, pretendía, como así ha sido, que fuera ella como presidenta quien tuviera la última palabra en la aprobación de los candidatos.

Además, marcó como condición que las personas que ocuparan las consejerías no fuesen cargos en ningún partido ni parlamentarios. Esa condición se cumple en todos los casos salvo en la del vicepresidente económico, Manu Aierdi, parlamentario y presidente del Napar Buru Batzar, la dirección del PNV en Navarra, que abandonará.

El reparto de carteras también es desigual a la representación en el Parlamento, ya que Geroa Bai contará con seis consejeros además de la presidenta, pese a tener nueve parlamentarios de los 50 del legislativo. EH Bildu logra sólo dos consejerías con ocho escaños en la cámara e IE designa al vicepresidente “social” con dos parlamentarios.

Más información