Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una imputada de Convergència asume un escaño en el Congreso

La dirección de CDC decidirá si envía a Teresa Gomis al Grupo Mixto

Maria Teresa Gomis (CiU), teniente de alcalde de Reus.
Maria Teresa Gomis (CiU), teniente de alcalde de Reus.

Teresa Gomis (Convergència Democràtica) está imputada en dos piezas separadas del caso de presunta corrupción sanitaria Innova. Ayer recogió el acta de diputada en el Congreso, lo que provoca un profundo malestar en Convergència. El partido estudia enviarla al Grupo Mixto si hoy jura su cargo en el Hemiciclo. La nueva diputada fue detenida por la Guardia Civil a final de abril en una redada anticorrupción en Reus (Baix Camp). Gomis está siendo investigada por presuntamente favorecer a un empresario que vendía prótesis ortopédicas en mal estado.

Gomis fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Reus durante el pasado mandato y sustituye en el Congreso a Jordi Jané, recién nombrado consejero de Interior de la Generalitat. La dirección de Convergència intentó convencer a Gomis para que renunciara al escaño. El portavoz de Convergència en el Congreso, Pere Macias, llegó a pedirle públicamente que “reflexionara”.

De hecho, CDC creía que la imputada cedería su puesto a Núria Balagué, número 4 de la lista por Tarragona. Sin embargo, Gomis se ha mantenido firme en su decisión. Ayer formalizó su acta de diputada y está previsto que hoy tome posesión plena de su escaño jurando su cargo en el Hemiciclo. Dada la polémica, fuentes de Convergència explicaron que si finalmente no renuncia al acta, estudian enviarla al Grupo Mixto. Si esto ocurre, CDC perdería un representante en la Cámara baja.

La carrera política de Gomis, profesora de instituto y edil en el Consistorio de Reus desde 2003, empezó a desmoronarse en noviembre de 2013. Entonces fue imputada por primera vez dentro de una pieza separada del caso Innova. Gomis fue acusada por el titular del Juzgado de Instrucción número de 3 de Reus de insolvencia punible por la liquidación de Shirota, una empresa de investigación nutricional fundada con fondos públicos y privados en la que el Ayuntamiento enterró 3 millones de euros.

En abril, cuando Convergència ya no contaba con ella para ir en la candidatura de Reus de las pasadas elecciones municipales, Gomis fue arrestada por su presunta implicación en una segunda trama del caso Innova: El juez indaga si Gomis presionó para que el Hospital Sant Joan comprara prótesis a la empresa Traiber, causante de una grave alarma sanitaria. La sociedad vendía material caducado. Gomis está acusada de delitos societarios y contra la salud pública, falsedad documental, blanqueo y contra la Administración Pública.