Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno impone la tramitación acelerada del acuerdo sobre Morón

El Congreso aprobará por procedimiento de urgencia la reforma del convenio con EE UU

Marines americanos durante unos ejercicios en la base de Morón.
Marines americanos durante unos ejercicios en la base de Morón.

El Gobierno ha impuesto la máxima celeridad a la tramitación parlamentaria del acuerdo con Washington que convertirá Morón de la Frontera (Sevilla) en base permanente de la fuerza de reacción del mando de EE UU para África, con un máximo de 2.200 marines y 500 civiles.

El Tercer Protocolo de Enmienda al convenio de Defensa de 1988 se tramitará por vía de urgencia, lo que reduce a la mitad los plazos, y por el procedimiento de lectura única, por lo que irá directamente al Pleno del Congreso del próximo día 16. El Senado lo aprobará a principios de septiembre, y su entrada en vigor se producirá en un tiempo récord, tres meses después de su firma, a pesar de las vacaciones parlamentarias. Las Cortes deben ser disueltas, como muy tarde, a finales de octubre y el Gobierno no ha querido arriesgarse a que el acuerdo con EE UU quede pendiente para la próxima legislatura.

Defensa no envía al Parlamento el acuerdo con el Pentágono sobre inversión y creación de empleo

En la documentación remitida al Congreso figura el protocolo, con cinco artículos, que debe ser aprobado por el Parlamento al modificar un tratado internacional; así como dos acuerdos del Consejo de Ministros, el informe del Consejo de Estado y una memoria de Exteriores.

Sin embargo, el Gobierno no ha enviado a la Cámara el Acuerdo Conjunto de Entendimiento entre los respectivos ministerios de Defensa, que aborda las inversiones previstas en Morón (29 millones de dólares en 2015-16) o los aspectos relativos a la contratación de personal. Este acuerdo, que ha sido parte esencial de la negociación, sí figuraba en la referencia del Consejo de Ministros del pasado día 19 que aprobó el Protocolo.

Fuentes de La Moncloa indicaron que solo era preceptivo enviar a las Cortes la reforma del convenio, pues el acuerdo entre los ministerios de Defensa es solo una declaración de intenciones sin valor jurídico; aunque admitieron que habitualmente se remite también toda la documentación que indican los departamentos afectados. Un portavoz de Defensa aseguró que hay voluntad de publicar este acuerdo, pero no antes del día del debate, el 16 de junio.