Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe VI defiende el proceso de reformas emprendido por México

El Rey aplaude el “sentido de Estado” de este impulso y destacó el carácter de socio estratégico del país norteamericano

Felipe VI en México
El Rey durante su intervención este martes. EFE

Felipe VI ha brindado este martes el apoyo de España a México para la culminación del proceso de reformas estructurales iniciado en 2012, con la presidencia de Enrique Peña Nieto. En sesión solemne en el Senado, el Rey aplaudió el “sentido de Estado” de este impulso y destacó el carácter de socio estratégico del país norteamericano. “México y España tienen el deber de hacer juntos el camino y afrontar con la fuerza de nuestra hermandad los desafíos del nuevo siglo que se ha abierto ante nosotros”, afirmó.

El espacio de encuentro y de actuación entre México y España no tiene límites”

El Rey expuso ante el Senado, en su discurso más esperado, el eje de su primera visita de Estado a México: el fortalecimiento de los vínculos con un socio con el que España mantiene una relación excepcional por historia, cultura, intercambios económicos y afinidades estratégicas. “El espacio de encuentro y de actuación entre México y España no tiene límites”, afirmó.

Desde estas coordenadas, Felipe VI aprovechó para mostrar su respaldo al proceso de cambio que vive el país norteamericano y que surgió en 2012 de un amplio pacto del presidente Enrique Peña Nieto con la dos principales fuerzas opositoras (PAN y PRD). El acuerdo dio impulso a 12 grandes reformas, que incluyen desde el fin del monopolio del petróleo hasta profundos cambios en el sistema educativo, y que tienen como meta lograr el despegue económico y combatir la pobreza (44% de la población).

“Las reformas transmiten una clara determinación de su sociedad e instituciones por avanzar y mejorar; una determinación plasmada en lo que en su día fue el pacto alcanzado con gran visión, sentido de Estado y responsabilidad histórica por parte de las principales fuerzas políticas hoy aquí representadas”, afirmó el Rey, quien recordó que este proceso abre “nuevas vías para fortalecer y ampliar los flujos de inversión”.

El Rey destacó la fuerte inversión empresarial española en México en los últimos 25 años

Felipe VI dedicó al apartado económico una parte importante de su discurso. Tras recordar los lazos culturales e históricos que unen a ambas naciones, subrayó los “íntimos vínculos humanos” establecidos a raíz de la fuerte inversión empresarial española en los últimos 25 años. Acto seguido, expuso el tablero de cifras que convierte esta relación en excepcional. “Hoy en día en México residen más de 130.000 españoles y hay más de 5.300 empresas radicadas. España es asimismo el segundo inversor mundial en México y este hecho corrobora la confianza que España, sus empresas, sus gentes, depositan en las posibilidades presentes y futuras de un país tan dinámico y una sociedad tan vibrante como la mexicana. Por otro lado, México se ha convertido en los últimos años en el sexto inversor internacional en España lo que pone de manifiesto la potencia y alcance global de sus grandes empresas”, señaló.

Doña Letizia se mantiene en segundo plano

J. D. QUESADA

La reina Letizia se mantiene en un segundo plano durante la visita que hace con el Felipe VI en México. Si en Honduras y Guatemala hace un mes fue la protagonista y el centro de todas las miradas y de los medios de comunicación, esta vez destaca por su perfil bajo. En el único acto que ha intervenido sin el Rey, una reunión con los representantes iberoamericanos de enfermedades raras en el hotel Intercontinental de la Ciudad de México, la Reina no habló públicamente y la charla fue a puerta cerrada. En Centroamérica, sola y más desenvuelta, habló de lo que suponía para ella comenzar una carrera diplomática por su cuenta y charló en privado con los periodistas de la comitiva que la acompañaban.

Este discurso económico de Felipe VI vino precedido, en un gesto elocuente, por su reunión horas antes con la flor y la nata del empresariado mexicano. Acompañado por Peña Nieto, el Rey resaltó ante el sector privado la solidez de los intercambios y la importancia “estratégica de esta prosperidad compartida”. Y en unos días donde la tormenta griega se abate sobre Europa, aprovechó para recordar: “Es precisamente en un entorno económico internacional tan complejo como el actual, en el que son especialmente importantes todos los esfuerzos destinados a crear valor, riqueza y empleo, y a promover negocios en beneficio del bienestar general. En este contexto, la singular relación de nuestros dos países se torna mutuamente beneficiosa”. Peña Nieto, que hizo un apasionado repaso de las reformas, remachó la idea expuesta por el Rey: “Trabajamos juntos para triunfar en el mundo”.

La visita de Felipe VI prosigue por la tarde con la presentación el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española. Una iniciativa en la que han trabajado la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Cervantes y la Universidad de Salamanca, y que permitirá contar con un examen que acredite el dominio del idioma, similar a los que ya existen para el inglés o el francés. El viaje termina mañana con un recorrido eminentemente cultural por Zacatecas (a unos 580 kilómetros de la Ciudad de México) y un almuerzo con el presidente Peña Nieto y su esposa.

Más información