La crisis no consigue reducir la contaminación por ozono

El 84% de los españoles vive en zonas que superan los límites de la Organización Mundial de la Salud para esta sustancia, según un informe de Ecologistas en Acción

Episodio de contaminación en Madrid a principios de año.
Episodio de contaminación en Madrid a principios de año. luis sevillano

La crisis en España no ha conseguido doblegar la contaminación por ozono troposférico, una sustancia que aumenta su presencia durante los episodios de calor. "Es el contaminante que presenta una mayor extensión y afección a la población, con unos niveles que se mantienen estacionarios o incluso al alza", apunta Ecologistas en Acción. Esta organización ha presentado este martes el informe La calidad del aire en el Estado español durante 2014.

Ecologistas en Acción lleva una década realizando este seguimiento. Según explica Miguel Ceballos, coordinador del informe, desde 2007 han apreciado que la mayoría de contaminantes se han ido reduciendo debido a la crisis, que ha hecho que disminuya el tráfico, y a otros condicionantes industriales. Pero esta tendencia no se cumple con el ozono. "No hay una respuesta eficaz y esto tiene desconcertado a las autoridades españolas y europeas", indica.  

Más información
‘Ozono malo’: pesadilla veraniega
La polución atmosférica causa medio millón de muertes al año en la UE
Un tercio de los españoles respira aire contaminado por encima de lo legal

Según el análisis que han hecho de 702 estaciones de medición de todo el país, 6,3 millones de personas, un 13,4% de la población, viven en zonas en las que durante 2014 se superaron los límites legales establecidos en la normativa europea. Si se toman como referencia los umbrales que fija la Organización Mundial de la Salud (OMS), más estrictos que los europeos, ese porcentaje se dispara hasta el 84,7%, es decir, 39,6 millones de personas.

En su análisis, Ceballos y Juan Barcena, encargados de presentar el informe, han examinado cuatro grupos de contaminantes: las partículas en suspensión, el dióxido de nitrógeno, el dióxido de azufre y el ozono. Y, según los datos históricos que manejan, la incidencia del ozono sigue siendo la más amplia de todas. "Esto se debe al incremento de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor) durante el verano, como resultado del cambio climático", sostiene Ecologistas en Acción. La forma de luchar contra esta contaminación también pasa por la reducción del tráfico, ya que así disminuirán los óxidos de nitratos, precursores de los episodios de ozono. "Hay que seguir sustituyendo la quema de fósiles", resume Ceballos. 

El segundo contaminante más presente son las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), generadas también por el tráfico y las industrias. El año pasado, el 52% de la población española vivía en zonas en las que se superaron los niveles recomendados por la OMS para las PM10. Sin embargo, si se toma como referencia el límite legal fijado por la UE, ese umbral solo se superó en Las Palmas de Gran Canaria.

Aunque en 2014 se ha apreciado un repunte, desde 2011 la presencia de este contaminante se ha reducido de forma constante. En 2011, por ejemplo, el 76% de la población estaba en zonas en las que se superaban los límites de la OMS de las partículas PM10. Además de a la crisis, Ecologistas en Acción ha apuntado como causa de esta reducción a "la evolución del parque automovilístico hacia vehículos más pequeños y eficientes". También, a la "sustitución de la generación eléctrica en centrales térmicas por la energía eólica y solar".

Ecologistas en Acción ha resaltado la vinculación entre la contaminación y los problemas de salud. Ha recordado el informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente, de 2014, en el que se señalaba que la polución causa anualmente medio millón de muertes prematuras al año en la UE. En el caso de España, son 27.000 fallecimientos anuales, de los que 1.800 serían responsabilidad del ozono.

Sobre la firma

Manuel Planelles

Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS