Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vacuna de la varicela todavía tardará meses en ser gratuita

Mientras tanto, la inmunización no podrá comprarse en farmacias

El almacén de una farmacia en Francia. Ampliar foto
El almacén de una farmacia en Francia. AFP

La vacuna de la varicela en niños de un año, anunciada la semana pasada por el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, aún tardará varios meses en ser una realidad. Alonso ha asegurado este lunes que no tiene pensado convocar el consejo interterritorial en el que se apruebe la medida hasta que todos los gobiernos autonómicos estén constituidos. Mientras tanto, tampoco será posible comprar la vacuna en farmacias. 

Alerta en la UE porque no hay fármaco para la difteria

Europa carece de reservas del único fármaco con el que se pueden tratar las consecuencias de una infección por difteria. El caso del niño contagiado en España ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias de la UE, que piden a la Comisión y a los Estados miembros que estudien la posibilidad de una compra conjunta para casos de emergencia.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades cree "urgente" solucionar la falta de existencias. Es "esencial" tener antitoxina para tratar de forma inmediata a los enfermos, añade. Sanidad no respondió a si tiene previsto adquirir reservas.

Alonso ha asegurado que es "razonable" que la vacuna entre en el calendario oficial en la primera infancia (a los 12-15 meses de edad), después de haber estudiado los dictámenes de dos sociedades científicas, la Asociación Española de Pediatría y la Asociación Española de Vacunología, que recomiendan la inmunización a esa edad. Actualmente la vacuna de la varicela se administra dentro del calendario, es decir, gratuitamente, a los 12 años si el niño aún no ha pasado la enfermedad.

La anterior ministra de Sanidad, Ana Mato, ordenó retirar de las farmacias la vacuna para evitar que los padres la compraran por su cuenta. Algunos viajaban a países como Andorra, Francia o Portugal para adquirirla porque los médicos de sus hijos la recomendaban en las consultas. Actualmente solo Navarra la sigue administrando. Inmunizar a todos los niños de un año costará al menos 10 millones de euros el primer año.

La vacunación, no obligatoria

Alonso ha dicho no ser partidario de la vacunación obligatoria, un debate surgido a raíz del caso del primer contagio de difteria en España en 28 años. "No podemos y no debemos sustituir la responsabilidad de los padres", ha asegurado durante su intervención en los Desayunos sociosanitarios de Europa Press. Ha añadido que el sistema español, basado en la Ley de autonomía del paciente, según la cual nadie debe ser obligado a recibir un tratamiento sanitario, funciona bien y tiene mejores coberturas vacunales que otros donde sí hay obligación.

Descartados los copagos sanitarios que pide el FMI

E. G. S.

 Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha rechazado la posibilidad de implantar nuevos copagos asistenciales en sanidad y servicios sociales, como recientemente ha recomendado a España el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Tenemos descartados los copagos asistenciales, no está abierto el debate, a pesar de que existen en otros países europeos", ha asegurado Alonso.

El ministro ha recordado que en 2012 ya se revisó el copago de medicamentos para introducir "una mayor justicia" y "disuasión" para que los ciudadanos no acumularan fármacos sin usar en sus botiquines.

Alonso ha calificado de "absurdo" el copago hospitalario que puso en marcha su predecesora, Ana Mato. Ha señalado que no era eficaz y que "no disuadía de nada".

El ministro también ha hablado de hepatitis C. Ha calificado de "pequeña crisis" la situación generada por las protestas de los afectados, que pedían que llegaran los costosos tratamientos que curan esta enfermedad, y ha considerado que el asunto ya está solucionado. La administración de los fármacos "va muy deprisa", ha dicho, y ha asegurado que no quiere dar datos sobre cómo están cumpliendo las comunidades porque "se malinterpretan".

El Ministerio de Sanidad se ha negado repetidamente a hacer públicos los datos del ritmo de administración de los nuevos fármacos contra la hepatitis C, que le han pedido tanto los afectados como los medios de comunicación. Y ello pese a que altos cargos del propio ministerio han reconocido que hay comunidades que apenas están cumpliendo lo acordado en el Plan nacional para erradicar la enfermedad.

Alonso, en cambio, sí ha puesto nombres a la inequidad que supone el diferente gasto sanitario per cápita de las comunidades autónomas. Ha señalado que Andalucía es la que menos destina a mantener sus centros de salud y hospitales, mientras que el País Vasco es la que más euros per cápita dedica a sanidad.

Descartada una partida para comedores escolares

A preguntas de los asistentes, Alonso ha reconocido que su Gobierno no tiene previsto habilitar ninguna partida presupuestaria extraordinaria para abrir los comedores escolares en verano. Antes, durante su exposición, el ministro ha recordado una encuesta reciente del Instituto Nacional de Estadística (INE) según la cual la población en riesgo de pobreza o exclusión social ha crecido hasta el 29%.

"Claro que hay que dar ayuda en los comedores y que cuando no hay colegios a veces hay que mantener comedores abiertos para que los niños vayan, pero lo más importante es que puedan darles de comer en su casa, que su familia esté protegida y en ese sentido, la estrategia más importante es el empleo, la más eficaz", ha señalado.