Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco campus iberoamericanos se alían para competir juntos

La Complutense, la Universidad de Barcelona y las tres grandes universidades públicas de Brasil, México y Argentina suman más de 750.000 alumnos

Alumnas de Medicina de la Universidad de Barcelona en 2010.
Alumnas de Medicina de la Universidad de Barcelona en 2010.

Cinco campus iberoamericanos —la Complutense de Madrid, la Universidad de Barcelona y las tres grandes universidades públicas de Brasil, México y Argentina— han acordado competir juntos. Todos son urbanos y tienen un número ingente de alumnos. Quieren mejorar su presencia internacional con el intercambio de docentes y estudiantes, fomentar títulos universitarios conjuntos y colaborar en la investigación. Suman más de 750.000 alumnos. La idea se ha ido fraguando durante más de medio año pero fue este miércoles, en Badajoz, cuando se produjo el primer encuentro.

Los cinco campus en cifras

  • La Universidad de Buenos Aires (Argentina) tiene más de 290.000 alumnos de grado y posgrado y 21.000 docentes, según los datos que ha ofrecido.
  • En la UNAM (la Universidad Nacional Autónoma de México) estudian 223.775 alumnos.
  • São Paulo es el campus brasileño en el que estudian más de 92.000 estudiantes y 5.860 docentes.
  • La Complutense de Madrid tiene más de 81.000 estudiantes matriculados y en sus aulas imparten clase 5.871 docentes.
  • La Universidad de Barcelona tiene 63.020 alumnos matriculados en sus aulas y 5.312 profesores.

Los rectores de los cinco campus —la Complutense (UCM) y la Universidad de Barcelona (UB), más los responsables de la Nacional Autónoma de México, la Universidad de São Paulo y la de Buenos Aires— coincidieron en la junta general de la red de campus Universia y allí mantuvieron una reunión privada. “Queremos ser un lobby universitario con un peso importante y una opinión conjunta en el ámbito iberoamericano y mundial”, explicó tras ese encuentro Didac Ramírez, rector de la Universidad de Barcelona.

El acuerdo busca favorecer el intercambio de alumnos y profesores, quieren competir para conseguir fondos de investigación o facilitar títulos conjuntos en ambos continentes. Prevén que los alumnos puedan completar parte de los créditos de sus carreras en cualquiera de las cinco universidades. “Eso se puede hacer a coste cero, porque todas disponemos ya de cursos virtuales”, añade Carlos Andradas, nuevo rector de la Complutense, que coge el testigo de este proyecto de su predecesor, José Carrillo.

Cada universidad nombrará en las próximas semanas un representante institucional que se siente a negociar y concretar las características del acuerdo. La previsión de los campus es negociar los detalles y firmar un convenio tras el verano.

Andradas augura un proceso “rápido y ágil” porque ya existen sendas alianzas entre las dos universidades españolas, por un lado, y los tres campus latinoamericanos, por el otro. “Ellos tienen un documento base y nosotros también. Ahora debemos revisar ambos para elaborar uno global”, explica.

El pasado diciembre, la Complutense y la UB firmaron un acuerdo. Anunciaron que colaborarían juntas para tener mayor presencia internacional y aprovechar las sinergias. La universidad madrileña, por ejemplo, ofreció los contactos del Colegio Complutense —abierto en colaboración con Harvard e instalado en el campus norteamericano— y la catalana los de la Conferencia Araboeuropea de Educación Superior (AECHE), de la que forma parte. En esa firma, Ramírez y Carrillo manifestaron su interés de abrir el acuerdo a grandes campus de América Latina y el todavía rector de la Complutense se puso en contacto con el de México, José Ramón Narro.

Didac Ramírez destaca que las cinco universidades juntas tendrán más presencia en Asia y Europa, pero también miran competir con las grandes instituciones norteamericanas, como Harvard o Yale, o llegar a otros continentes. “En Estados Unidos cada vez es mayor la población de hispanohablantes y São Paulo nos conecta con los países africanos que hablan portugués”, considera el responsable de la Universidad de Barcelona.

 Los cinco rectores han coincidido este miércoles en la decimoquinta junta general de accionistas de Universia, la red auspiciada por el banco Santander, a la que EL PAÍS fue invitado con otros medios nacionales e internacionales. Incluye 1.345 universidades de 23 países de Iberoamérica.

Botín: la igualdad de oportunidades, “pieza esencial” en la Universidad

Ana Botín, durante la junta.
Ana Botín, durante la junta. EFE

EL PAIS

La presidenta de Universia y del Banco Santander, Ana Botín, defendió este miércoles en Badajoz que la igualdad de oportunidades sea “pieza esencial” en la Universidad del siglo XXI. “Tenemos que aprovechar el mejor talento de cada persona sin que la falta de recursos para acceder a los estudios sea un obstáculo. Tenemos que lograr que todos tengan la oportunidad de desarrollar su potencial, con independencia de su origen o capacidad económica”, dijo Botín en su primer discurso ante la junta.

Botín también quiso reiterar su compromiso, y el del grupo Santander, con la Universidad. «El apoyo a la universidad es clave en nuestra misión de contribuir al progreso de las personas y de las empresas». Y recordó las tres cualidades sobre las que debe sustentarse la forma de hacer las cosas: sencilla, personal y justa. Las tres palabras que “reflejan el banco que queremos ser para nuestros equipos, clientes, accionistas y para la sociedad”.

La presidenta de Universia aseguró que España se encuentra en un momento de “clara recuperación” al que contribuye la Universidad, como "creadora del conocimiento, incubadora de talento y motor de la economía y del progreso social". Y para afianzar esa recuperación apostó por la transformación “del conocimiento, en valor” y planteó la creación de un “círculo virtuoso del conocimiento” en el que se impliquen todos los actores del mundo universitario.

"Nuestros jóvenes merecen y nuestras empresas necesitan la mejor Universidad posible para poder ofrecer oportunidades a todos y buscar el desarrollo de una sociedad justa y abierta al mundo", concluyó.

Universia trabaja ya en el IV Encuentro Internacional de Rectores, que se celebrará en Salamanca en 2018, coincidiendo con el 800 aniversario de la fundación de la universidad en dicha ciudad.