Sánchez da libertad a los candidatos del PSOE para negociar, salvo con el PP

El secretario general del PSOE se cita con Rivera y contacta con Iglesias por whatsApp

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, comparece en la sede federal para comentar los resultados electorales.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, comparece en la sede federal para comentar los resultados electorales.JuanJo Martin (EFE)

Antes de que se celebre la reunión del Comité Federal del PSOE el próximo sábado, órgano al que corresponde fijar la política de alianzas, el secretario general, Pedro Sánchez tendrá una idea cabal y realista de la política de pactos que pueden hacer en toda España al mantener reuniones bilaterales con cada uno de los candidatos y secretarios generales afectados por los pactos. Los candidatos tendrán autonomía para decidir a quién le piden el apoyo, pero antes fijarán con Pedro Sánchez las reglas del juego. Tendrán libertad para abrir negociaciones para pactos con todos los partidos, salvo con el PP y Bildu.

Más información
Ciudadanos y Podemos apuestan por el PSOE para futuros pactos
Los barones creen que el PP debe dejar gobernar a Díaz tras el 24-M
Susana Díaz atribuye “el batacazo” del PP al bloqueo de su investidura
Podemos marca como prioridad en los pactos desbancar al PP

A primera hora de esta tarde Pedro Sánchez ha mantenido una conversación telefónica con Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, y ha intercambiado mensajes con Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, a través de WhatsApp. Estas comunicaciones han servido para emplazarse a sendas reuniones en los próximos días en las que analizarán el papel de cada uno de ellos en las instituciones después del resultado de las elecciones municipales y autonómicas, y, sobre todo, si hay vías por las que transitar para acuerdos de investidura o de gobierno. No obstante, con Rivera se encontrará el próximo viernes en la reunión anual en Sitges del Foro de la Nueva Economía al que acude el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los líderes de los partidos.

El líder socialista, por otra parte, continúa las reuniones unilaterales con los barones territoriales. Tras el extremeño Guillermo Fernández Vara han pasado este martes por el despacho del secretario general Emiliano García- Page, candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha, y Ximo Puig, candidato a la Presidencia de la Generalitat Valenciana.

Antes del fin de semana se verá con el presidente asturiano, Javier Fernández, quien por el estatuto de autonomía del Principado puede salir investido presidente solo con sus propios votos, sin necesidad de mayoría. El día lo terminará con el candidato a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona.

En todas las conversaciones los candidatos salen reafirmados en que pueden hacer uso de su libertad y de su criterio político para entablar conversaciones con otras fuerzas políticas para si es posible ser investidos presidentes o alcaldes. Las conversaciones serán con Podemos y Ciudadanos aunque también con otras fuerzas políticas con representación en los parlamentos autonómicos. Todos, menos con el PP.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la ronda de conversaciones de Pedro Sánchez de estos días estará Susana Díaz, presidenta en funciones de Andalucía. Este encuentro no tiene como objetivo marcar desde Ferraz las reglas de las negociaciones en Andalucía dado que la presidenta camina sola. Este libre albedrío no choca en estos momentos con la intención de ambos de tener una puesta en común después de meses de incomunicación. Esta autonomía para dirigir la política de alianzas la van a tener todos los líderes territoriales del PSOE aunque las reuniones de Sánchez con cada uno de ellos va a servir para que partan de un tronco común.

Ayer lunes el líder socialista se reunió con el candidato a la comunidad autónoma de Madrid, Ángel Gabilondo, y con la candidata balear, Francina Armengol. Hoy ya lo ha hecho con el ganador de las elecciones en Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien le ha expresado su voluntad de dialogar con Podemos y Ciudadanos, al margen de que el PP haya expresado su voluntad de no bloquear su investidura. Las reuniones continuarán hasta el viernes.

Las situaciones para los socialistas son mucho más complicadas en otras comunidades como, por ejemplo, Madrid, según le ha explicado Ángel Gabilondo a Pedro Sánchez. El catedrático no tira la toalla y quiere reunirse con Podemos y Ciudadanos aunque es consciente de que la ganadora de las elecciones, Cristina Cifuentes, del PP, ha lanzado un cable potente al partido de Albert Rivera. En Baleares la situación es incierta por la multiplicidad de partidos que han entrado en el Parlamento en tanto que el presidente asturiano, Javier Fernández, cuya lista ha sido la más votada, afronta las conversaciones con cierta tranquilidad.

En la Comunidad Valenciana, Ximo Puig entablará conversaciones inmediatas con Compromís y Podemos en aras de trabajar por un “gobierno de progreso”. En el mismo afán negociador está Emiliano García Page, para hacerse con la presidencia si Podemos también lo permite. Las reglas para las negociaciones las comparte la dirección federal y los dirigentes territoriales y pasan por tres líneas maestras: propuestas de limpieza democrática, políticas sociales y creación de empleo. “La autonomía de los candidatos será proporcional a su lealtad al proyecto común”, ha definido el secretario de Organización, César Luena. Políticas sociales, de regeneración democrática y creación de empleo, son los tres ejes sobre los que todos los socialistas se moverán en sus conversaciones con el resto de los partidos.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS