Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arrepentido que grabó a Rus: “Yo era un yonqui del dinero”

Benavent, que destapó amaños del dirigente valenciano, asegura que "las grabaciones son verdad" y "va a salir mierda a punta pala"

Benavent, conocido como el comisionista de Alfonso Rus, tras declarar en Valencia.

Marcos Benavent, el ex alto cargo del PP valenciano que grabó en secreto durante años presuntas corruptelas de sus compañeros de partido, ha llegado este martes a declarar ante el juez con una larga barba y vestido como un activista del 15-M. "Quiero pedir perdón públicamente. Lo siento mucho. Asumiré lo que tenga que asumir, la culpa que sea y la cárcel. E intentaré reponer todo lo que me he llevado", ha afirmado. Benavent ha asegurado que "las grabaciones son verdad" y que "va a salir mierda a punta pala".

Benavent grabó supuestos amaños de adjudicaciones públicas. Las cintas, aportadas a la fiscalía por la diputada de EU Rosa Pérez, provocaron la suspensión de militancia del PP del todavía presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, y de una candidata en la lista electoral de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y han marcado la campaña electoral en la Comunidad Valenciana.

A la pregunta sobre si cobraba comisiones por adjudicaciones, Benavent ha afirmado: "Todo el mundo hacía movidas, todo el mundo estaba en historias". Sobre su caso particular, ha enfatizado: "Me he llevado de todo", "yo era un yonqui del dinero". Benavent fue nombrado por Rus gerente de la empresa pública Impulso Económico Local Sociedad Anónima (Imelsa), un puesto que ocupó entre 2007 y 2014.

Benavent ha entrado en la Ciudad de la Justicia de Valencia perseguido por cámaras y periodistas, como una estrella de rock. Estaba citado a declarar como imputado ante el juzgado de Instrucción número 6 a raíz de una denuncia instada por el propio Rus en enero por supuestas irregularidades en su cargo como gerente de Imelsa. Un procedimiento que indaga el destino de unos 60.000 euros y que fuentes jurídicas consideran poco relevante. Benavent se ha acogido en esta causa a su derecho a no declarar. Otro juzgado investiga en paralelo, bajo secreto de sumario, la supuesta trama para el cobro de comisiones que Benavent retrató presuntamente con su grabadora, y que la fiscalía y la Guardia Civil investigan desde julio de 2014.

El ex alto cargo ha afirmado que ya ha tenido "un primer contacto con la Fiscalía Anticorrupción", y que tiene la intención de "colaborar" con ella. "Voy a provocar mucho daño", ha indicado, "pero la gente debe saber la verdad".

"Todos habéis oido las grabaciones y os digo que son auténticas. Me hacéis preguntas cuya respuesta ya sabéis", afirma

Según fuentes del PP, Benavent pasó en los últimos años de conducir un Porsche y participar en los presuntos amaños que él mismo grababa a ser conocido como El Indignado entre sus compañeros de la Diputación de Valencia, por su afinidad con el movimiento 15-M y sus críticas a los casos de corrupción que afectan supuestamente a su partido en la Comunidad Valenciana. Hoy Benavent ha afirmado que el cambio político en la Comunidad Valenciana "hacía falta", que el 15-M le gusta "mucho" y que después de haber vivido "muchos años en la inconsciencia" ahora se encuentra "en conexión con el cosmos". Dedicado a hacer talleres de yoga y "de tantra" y a la "agricultura biodinámica".

El ex alto cargo arrepentido no ha confirmado expresamente que sean Rus y otros cargos públicos los que aparecen en las cintas. "Hay cosas que no puedo decir porque voy a colaborar con la justicia. Del contenido de las grabaciones no puedo hablar". Benavent ha respondido a las continuas preguntas al respecto, sin embargo, afirmando: "Todos habéis oído las grabaciones y os digo que son auténticas. Me hacéis preguntas cuya respuesta ya sabéis".

El titular del juzgado de Instrucción número 6 de Valencia le ha retirado el pasaporte tras haberlo solicitado la fiscalía. Benavent ha dicho que volvió a España a mediados de marzo, después de pasar tres meses en Ecuador, "en la zona del Amazonas", en Japón, donde intentó sin éxito lograr un visado para la India, y en Ámsterdam. Según el ex alto cargo, en la capital holandesa logró el visado para la India, pero cuando su historia salió a la luz decidió volver a Valencia "a dar la cara" cuando podría haberse "perdido" en el gigante asiático.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información