Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por fin una idea original

El PSOE apoya la propuesta de Carmona pero que no la harán extensible a otros municipios españoles

El duodécimo día de campaña ha aparecido, por fin, una propuesta novedosa y digna de debate para las elecciones municipales. El candidato a la alcaldía de Madrid por el PSOE, Antonio Miguel Carmona, ha propuesto conceder a los inmigrantes sin papeles que viven en Madrid una especie de DNI que les dé acceso a algunos servicios públicos. Un carné que funciona en Nueva York desde el pasado mes de febrero y en Fuenlabrada (uno de los últimos feudos socialistas en la Comunidad) desde hace años.

La medida trae a la memoria el debate surgido en 2010, cuando varios municipios españoles se negaron a empadronar a los inmigrantes sin papeles, aunque la Ley de Régimen Local de 1997 establece que “en el padrón municipal deben estar dadas de alta todas las personas que habitan en el municipio sean nacionales o extranjeras, y tengan o no regularizada su situación en el Registro del Ministerio del Interior”.

En Ferraz comentaron ayer que apoyaban la propuesta de Carmona, pero que no la hacían extensible a otros municipios españoles. Una pena, porque hubiera sido un buen debate en unos momentos en los que el Mediterráneo está lleno de cadáveres de inmigrantes y en Bruselas se debate cómo ser un buen ciudadano europeo.

El caso es que en las elecciones municipales tan sólo votan los extranjeros de primera categoría. Un total de 463.765 ciudadanos no españoles censados en nuestro país, la mayoría de ellos provenientes de países de la Unión Europea. Encabezan la lista los rumanos (111.646), seguidos de los británicos (104.470), italianos (45.649), alemanes (45.460) y franceses (33.442). Por ciudades, las capitales con más extranjeros con derecho a voto son Alicante, Madrid, Málaga, Barcelona y Palma.

Más información