Rivera: “Somos la solución al desafío secesionista”

El presidente de Ciudadanos ofrece en Girona un discurso duro contra el independentismo

Albert Rivera, en una imagen de archivo.
Albert Rivera, en una imagen de archivo. David Ramos (Getty Images)

En Girona, mezclando el catalán y el castellano, Albert Rivera, el presidente de Ciudadanos, ha hecho una cerrada defensa de su idea de una España "unida y diversa". "Somos la solución al desafío secesionista", ha dicho. "Somos el antídoto para los que quieren fronteras".

Ciudadanos nació en 2006 con la voluntad de comerle terreno electoral a los partidos nacionalistas. Desde entonces, ha multiplicado su presencia en las instituciones. Arrancó con tres diputados, logró nueve a la siguiente convocatoria, y en la del 24 de mayo podría colocarse como la segunda fuerza política de Cataluña. "Somos como los Gremlins", ha dicho durante su discurso Carlos Carrizosa, el subsecretario de organización municipal, en referencia a la rápida multiplicación de su número de representantes.

Más información
La neutralidad de Ciudadanos
Situación política en el municipio de Barcelona
Ciudadanos aúpa a Arrimadas

El partido, que no llegó a llenar el Teatro en el que organizó su acto central de campaña en Barcelona, considera que su discurso capta votos tanto en la Comunidad en la que surgió como en España, y que su cerrada defensa de la unidad del país es clave en el crecimiento que le otorgan todas las encuestas. Ese discurso le ha dado a Rivera jugosos réditos en las elecciones andaluzas, donde fueron notables las ovaciones cuando hizo mención de la unidad de España, y vuelve al primer plano cada vez que pisa Cataluña. Con ello, Ciudadanos intenta reforzar la idea de que dice lo mismo en toda la Península, sin importar el auditorio.

"Es fundamental que los catalanes se reenganchen al proyecto común español", ha dicho Rivera. "Para eso ese proyecto tiene que ser atractivo, seducirles", ha añadido. "El separatismo ha aprovechado el hundimiento del bipartidismo, el hundimiento de PP y PSOE, para lanzar el discurso de Espanya ens roba y esconder las infraestructuras infrautilizadas, las deudas o la marcha de las empresas", ha argumentado. "Los nacionalistas son responsables de la España del PP y del PSOE, han sido sus aliados", ha recordado. "Necesitamos que los catalanes, sin complejos y con orgullo, participen de la modernización de España. El mundo gira al revés [que el separatismo]".

En Girona, tierra que pisó en otras ocasiones con mucho menos apoyo, Rivera ha hecho referencia a uno de sus clásicos: "El último pueblo de Girona es tan español como La Castellana", ha dicho, provocando una ovación cerrada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

J. J. M.

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS