Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso ya ha abonado 1,2 millones por viajes de los diputados

La cifra supone una media mensual de 1.134,26 euros por cada parlamentario

El Congreso ya lleva abonados 1,22 millones de euros por viajes de sus diputados por territorio nacional, lo que supone una media mensual de 1.134,26 euros por cada parlamentario, según los datos del primer trimestre, los primeros que la Cámara baja publica para adaptarse a la Ley de Transparencia. De esa cifra global, el grueso se dedicó a desplazamientos por actividad parlamentaria, que sumaron 898.934,90 euros, pero otros 124.449,18 euros en viajes de partido y otros 3.826,04 euros por desplazamientos de naturaleza institucional dentro de España.

Según estos datos, dados a conocer en el Portal de Transparencia de la Cámara a última hora de la tarde de este jueves, el gasto total en desplazamientos de diputados en los meses de enero, febrero y marzo de 2015, incluyendo medios de transporte colectivos (avión, tren, etcétera) y kilometraje en vehículo privado, ascendió a 1.224.587,59 euros.

Si se restan los gastos de gestión de la contratación de billetes, por cancelaciones o cambios de última hora, y los billetes ya emitidos pero pendientes de utilización, la cifra del gasto se reduce a 1.027.210,12 euros.

3.500 al trimestre

Los 1,22 millones facturados este primer trimestre representan una media por trimestre de casi 3.500 euros por cada uno de los 350 diputados de la Cámara, lo que implica un gasto mensual de 1.166,27 euros por cada una de sus señorías.

Quedan al margen los viajes internacionales, que la Mesa del Cámara va actualizando en función de la agenda de la diplomacia parlamentaria y de los que se da cuenta semana tras semana en la página oficial del Congreso.

El pasado 18 de noviembre, la mayoría de grupos parlamentarios llegaron a un acuerdo para que el Congreso publicara cada tres meses un informe global sobre los viajes de los diputados. Lo que sí quedó descartado es que fuera la propia Cámara la que informara individualmente del gasto en viajes en el que incurre cada diputado, o a que fuera la que autorizara esos desplazamientos.

La decisión de publicar estos viajes se precipitó después de la polémica abierta por los desplazamientos a Canarias del presidente extremeño, José Antonio Monago, durante su etapa de senador.