Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alaya pedirá al Poder Judicial continuar en el juzgado de los ERE

La instructora solicitará una comisión de servicio para seguir con sus investigaciones

La juez Mercedes Alaya, en los juzgados sevillanos. Ampliar foto
La juez Mercedes Alaya, en los juzgados sevillanos.

La juez Mercedes Alaya pedirá una comisión de servicio al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para seguir con las macrocausas que investiga, entre ellas los ERE fraudulentos y los cursos de formación subvencionados por la Junta de Andalucía. A pesar de haber logrado un ascenso a la Audiencia de Sevilla, Alaya solicitará seguir al frente de estos casos durante al menos otros seis meses, con posibilidad de sucesivas prórrogas, según confirmaron fuentes del entorno de la juez.

Justo el miércoles, el Poder Judicial resolvió el concurso que convocó para ocupar la plaza libre que dejaba Alaya y resolvió que la nueva titular sea María Ángeles Núñez, que ahora está al frente del Juzgado de Primera Instancia 17 de Sevilla. Fuentes del Poder Judicial estiman que Nuñez tomará posesión a principios de junio.

La petición de Alaya llega después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) aprobara este miércoles un plan de refuerzo para desatascar el Juzgado de Alaya, que hasta ahora instruía en solitario seis macrocausas, lo que ha provocado quejas de los más de 300 imputados y posibles prescripciones denunciadas por la fiscalía.

El plan pasa por asignar a la nueva titular tres jueces de refuerzo, dos de ellos en comisión de servicios. A una de estas plazas es a la que aspirará ahora la actual instructora de los ERE y fuentes del Poder Judicial estiman que la magistrada tiene muchas posibilidades de lograrla.

Sin embargo, la clave está en el posterior reparto de macrocausas entre los cuatro jueces, que deberán consensuar “conjuntamente”, una decisión que debe aprobar el TSJA. Hace dos años Alaya, juez de fuerte carácter, ya rechazó la ayuda de dos instructores de refuerzo que le propuso el alto tribunal andaluz. Ahora el escenario es bien distinto, aunque Alaya buscará con toda probabilidad seguir investigando el caso ERE y los cursos de formación —los principales quebraderos de cabeza de la Junta andaluza—, aseguran fuentes judiciales.

Más información