Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El despacho de Trillo facturó 4,55 millones desde que el PP dejó el poder

El embajador y exministro: “Mi despacho está absolutamente en regla con Hacienda"

Federico Trillo, en febrero de 2009, cuando era portavoz de justicia del PP en el Congreso de los Diputados Ampliar foto
Federico Trillo, en febrero de 2009, cuando era portavoz de justicia del PP en el Congreso de los Diputados

Estudio Jurídico Labor, el despacho del que el embajador de España en Londres, Federico Trillo, tiene un 70% de las acciones, disparó su actividad a partir de 2005, el primer año con el PP fuera del Ejecutivo. Labor pasó de facturar 65.650 euros en 2004 a 647.126 euros al año siguiente, según los datos del registro. En total, desde que en 2004 Trillo dejó de ser ministro de Defensa hasta final de 2013, Estudio Jurídico Labor facturó 4,55 millones de euros. El despacho, que Trillo posee junto a dos sus hijos, apenas tiene ahora actividad y en 2013 solo facturó 22.000 euros.

El máximo de ingresos de Labor se dio en 2007, cuando el despacho ingresó 1,208 millones. Trillo compatibilizaba su actividad en Labor con su condición de diputado en la oposición por Alicante y portavoz en la Comisión Constitucional. La Agencia Tributaria ha encontrado que Labor facturó en 2006 un total 104.000 a la constructora de Valladolid Collosa por asesoría. Y que los dos años siguientes recibió 125.280 cada ejercicio, por lo que en 2007 llegó a ser el 24% del total de lo que ingresó Labor ese año. Collosa es una de las empresas señaladas como beneficiadas de una trama eólica en Castilla y León. Sin embargo, no hay trabajos que justifiquen esa asesoría porque según reconoce Collosa era verbal, por lo que Hacienda ha enviado el caso a Anticorrupción.

En un correo electrónico enviado el miércoles por la noche, Trillo defendió su trabajo: “Mi despacho profesional Estudio Jurídico Labor ha estado y está absolutamente en regla con Hacienda, hemos cumplido y cumplimos nuestros deberes fiscales y no hemos sido nunca requeridos de inspección. No hemos recibido ningún requerimiento ni de la Agencia Tributaria ni de ninguna fiscalía”.

El embajador añadió: “No tengo ni he tenido nada que ver con ninguna red de obtención de concesiones eólicas, ni en Castilla y León ni en ninguna parte. Nunca en toda mi vida he tenido ninguna implicación en ninguna trama corrupta”.

“Mis relaciones con Collosa durante dos años están plenamente declaradas

El que fuera presidente del Congreso y ministro de Defensa añadió que “las relaciones de mi despacho con la sociedad Collosa durante dos años están plenamente declaradas con contrato documentado y mensualmente liquidado ante Hacienda con el IVA correspondiente, así como las declaraciones semestrales y anuales del impuesto de sociedades”.

Trillo defendió la seriedad de su despacho profesional: “Labor no es un chiringuito, sino el despacho de mi vida, el que heredé de mi padre”. Y añadió: “No es un bufete de tráfico de influencias. En el Congreso está declarado Estudio Jurídico Labor y el contrato marco, que excluye actividades públicas, me lo aprobaron”.

Más información