Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE quiere eliminar la Religión de las aulas y recuperar Ciudadanía

Sánchez incluye ayudas escolares a los desahuciados en su programa

El programa electoral del PSOE para las próximas generales incluye la recuperación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía y la retirada de Religión católica de las aulas de los centros públicos del país, un aspecto con el que nunca habían sido tan concretos. En 2010, los socialistas prometieron revisar los acuerdos que el Estado español firmó en 1979 con la Santa Sede, que son el marco que regula la existencia de la Religión en las aulas estatales.

Desde entonces, esta materia ha estado en todos los centros aunque ha sido con la última reforma educativa (la Lomce), cuando ha ganado más relieve. La nota del alumno en Religión hace media en el expediente y para optar a una beca. La propuesta del PSOE no afecta a los centros concertados, que podrían seguir impartiendo esta asignatura si se eliminara en los centros estatales. El grueso de los centros concertados son católicos, aunque también se financian con fondos públicos.

El PP implantó una asignatura más edulcorada que Educación para la Ciudadanía en su reforma educativa: Valores Sociales. Ciudadanía era obligatoria para todos los estudiantes. Valores es optativa frente a Religión.

El programa electoral de los socialistas para educación ocupa apenas tres folios y 15 puntos pero supone una enmienda a la totalidad del Gobierno del PP. Incluyen, además, una concesión “directa” de ayudas escolares a familias que hayan sido desahuciadas o que estén en proceso de desahucio.

El documento añade un apoyo mayor a las escuelas rurales y el compromiso de un gasto mínimo en educación equivalente al 5% del Producto Interior Bruto (PIB). En la actualidad ronda el 4,4%. Aspiran a subir al 7% en ocho años, lo que equivale a más de 20.000 millones de euros más.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha presentado este lunes su propuesta electoral a los principales sindicatos educativos (CC OO, UGT y STES), la Ceapa (la confederación de padres de alumnos de la pública), la federación de alumnos FAEST y UECOE (Unión Española de Cooperativas de Enseñanza).

Apoyos

La confederación de padres de alumnos de la escuela pública (CEAPA) ve con buenos ojos la propuesta del PSOE. “[Los socialistas] nunca habían sido tan claros con este asunto”, considera Jesús Salido, su presidente. Augusto Serrano (STES) pide “un paso más y que no permitan que ningún dinero público sirva para adoctrinar, tampoco en los centros concertados”. "Es un acuerdo de bases que compromete al PSOE a buscar consensos con la comunidad educativa”, señala Carlos López Cortina (UGT), que anima a los socialistas a “trabajar el acuerdo en el ámbito parlamentario”, igual que Francisco García (CC OO). Alejandro Delgado, representante de los alumnos en FAEST, aplaude que se proponga un aumento de las plazas de FP.

Los socialistas habían intentado reeditar el acuerdo cerrado en 2013 con casi todos los partidos del arco parlamentario para derogar la Lomce (solo UPyD, UPN y Foro de Asturias se quedaron fuera). En los últimos meses, se han acercado al resto de fuerzas para consensuar un nuevo documento de líneas básicas pero no ha podido ser por la cercanía de las elecciones, según explican desde el PSOE. Tampoco la comunidad educativa, cuyos representantes han acudido este lunes de oyentes al acto socialista, respalden esta propuesta precisamente por ser de un solo partido.

En Universidad, los socialistas prometen derogar el conocido como decreto 3+2, que permite acortar las carreras de cuatro a tres años y que favorece la implantación de másteres de dos. La normativa, aprobada a finales de enero, salió adelante con el rechazo de la Conferencia de Rectores (CRUE) y ha sido el motivo principal de jornadas de huelga de alumnos y profesores en febrero y marzo.

Las becas educativas, sobre todo las universitarias, han sufrido un cambio sustancial durante esta legislatura que el PSOE se compromete a revocar. El Gobierno del PP aprobó un nuevo sistema que supone repartir una cantidad fija a todos los estudiantes y añadir otra variable con los fondos disponibles. El cambio de modelo ha supuesto una pérdida media de más de 450 euros de ayudas por alumno y año.

El Ministerio de Educación, con José Ignacio Wert a la cabeza, tiene aún pendiente la elaboración de un estatuto docente. Los socialistas proponen hacerlo con “un nuevo modelo de profesionalización del profesorado” que incluya contratos en prácticas de formación para postgraduados universitarios “en el que formación, prácticas y selección estén relacionados y sigan un criterio progresivo”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información