Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital Gregorio Marañón archiva la denuncia sobre las pruebas privadas

El centro envía el caso a la Inspección Sanitaria, aunque dice que no ve irregularidades

Caso cerrado, pero solo de momento. El hospital Gregorio Marañón de Madrid anunció ayer que ha terminado la investigación interna que inició tras la denuncia de uno de sus médicos de Anatomía Patológica. Este profesional mantiene que varios facultativos del centro llevan años usando recursos públicos del hospital para realizar pruebas a pacientes de clínicas privadas. El Marañón aseguró ayer que no ha encontrado “indicio de ilegalidad” y que, pese a ello, ha solicitado formalmente la intervención de la Inspección Sanitaria de la Comunidad para que siga investigando.

El hospital añade que ha requerido por escrito a Juan Carlos Martínez Montero las pruebas que sustentan su acusación y que este no las ha aportado. El sindicato CC OO anunció ayer que hoy tiene previsto registrar una denuncia en la Fiscalía Anticorrupción para que investigue el “escándalo” del Marañón. En el escrito se relatan los indicios y pruebas recopilados por este sindicato, aseguró Jaime Cedrún, secretario general de CC OO de Madrid. Cedrún explicó que recurren a la Fiscalía porque la investigación del hospital no ofrece “garantías” por no ser independiente y porque temen que ya se estén destruyendo pruebas.

El médico Martínez Montero denunció en público hace unos días lo que asegura que era un secreto a voces: “Un grupo de patólogos, liderados por el anterior jefe de servicio, funcionaba como una red. Traían las biopsias de las clínicas privadas en las que trabajan al hospital, hacían las pruebas más costosas con dinero público, ayudados por un grupo de técnicos”, explicó el facultativo a EL PAÍS. Sobre la comisión de investigación, que inicialmente estuvo presidida por el director médico, Eduardo Junco, aseguró: “No me fío de quienes dicen ahora que no sabían nada de un asunto que funciona desde hace muchos años”.

El hospital sustituyó a Junco por el subgerente asistencial —el centro se negó ayer a revelar su nombre— después de recibir críticas del sindicato y la oposición, puesto que los trabajadores aseguran que Junco conocía la denuncia desde hace meses. También la conocía el consejero de Sanidad, Javier Maldonado. Le informó CC OO, asegura Rosa Cuadrado, responsable de Sanidad de este sindicato, que aporta un correo electrónico fechado el 17 de febrero. La investigación se abrió cuando el caso llegó a los medios de comunicación. Una carta firmada por 27 trabajadores de Anatomía Patológica apoya al médico que ha denunciado y pide que se siga investigando.

El PSM denunció ayer que se han producido "amenazas" e "intimidaciones" a trabajadores del Gregorio Marañón por parte de miembros de lo que ha calificado como "la trama" que realizaba pruebas médicas privadas con recursos públicos, según la denuncia de un facultativo del hospital, el doctor Juan Carlos Martínez.

"Algún médico de los involucrados en la trama está amenazando e intimidando a los trabajadores", aseguró el portavoz de Sanidad de la formación, José Manuel Freire, quien añadió que la dirección del hospital "no está cumpliendo la normativa que permite a los trabajadores declarar acompañados de miembros del comité de empresa, como manda la ley".

Más información